El ex ciclista Isidro Nozal, herido de gravedad en un accidente de tráfico en Cantabria

Nozal ha tenido que ser sacado de su vehículo por los bomberos y se encuentra en estado grave, mientras también ha resultado herida pero leve la otra conductora, una joven de 18 años.

El exciclista Isidro Nozal, de 36 años, ha resultado herido de gravedad en un accidente de tráfico que se ha producido esta mañana en la N-634 a la altura de Penagos (Cantabria), un choque frontal entre dos vehículos que luego han rebotado contra un camión.

  

Nozal ha tenido que ser sacado de su vehículo por los bomberos y se encuentra en estado grave, mientras también ha resultado herida pero leve la otra conductora, una joven de 18 años.

 

  

Según han informado la Guardia Civil, los Bomberos de Santander y el 112, el impacto se ha producido pasadas las 7.45 horas, cuando uno de los turismos que circulaba en dirección Torrelavega ha adelantado a un camión colisionando contra otro vehículo que circulaba en sentido contrario, en dirección a Solares.

  

Como consecuencia del choque el primero de los turismos ha quedado encajado frontolateralmente en la parte izquierda de la cabina tractora del tráiler. Su única ocupante, una mujer de 18 años, ha resultado herida leve.

  

El segundo vehículo ha acabado en el arcén izquierdo orientado en sentido contrario al que circulaba. Su conductor, un varón de 36 años, ha tenido que ser liberado por los servicios de emergencias. Su estado es grave aunque se encuentra estable. Ambos han sido trasladados al Hospital Universitario Marqués de Valdecilla. Por su parte, el conductor del camión ha resultado ileso.

  

Una vez recibida la llamada de aviso en el Centro de Gestión de Emergencias del 112 del Gobierno de Cantabria, se ha movilizado a bomberos del 112 del Parque de Villacarriedo, a bomberos de Santander, a la Guardia Civil, Mantenimiento de Carreteras y al 061.

  

Isidro Nozal nació en Baracaldo (Vizcaya) aunque fue criado y está afincado en Guriezo (Cantabria). Comenzó su carrera profesional en el equipo ONCE de la mano de Manolo Saiz y pasó del anonimato a la fama en la temporada 2003 cuando estuvo cerca de ganar la Vuelta a España.