El español Rabat vence en Indianápolis y Espargaró pierde puntos

Logra la segunda victoria de la temporada, después de una gran remontada en las vueltas finales.

El piloto español de Moto2 Esteve Rabat (Kalex) venció en el Gran Premio de Indianápolis, novena prueba puntuable de la categoría, por delante del japonés Takaaki Nakagami (Kalex) y del británico Scott Redding (Kalex), que mantiene el liderato del Mundial después de aumentar en tres puntos su ventaja sobre el también español, Pol Espargaró (Kalex).

 

Con este triunfo, Rabat logra la segunda victoria de la temporada, después de una gran remontada en las vueltas finales, por delante de un Nakagami que vuelve al podio después de siete carreras sin pasar por el cajón y de un Redding que intentó dar caza al nipón en los primeros compases y que sale contento de Estados Unidos ya que amplió su ventaja en la general.

 

La salida fue bastante limpia y con pocos cambios en las posiciones delanteras. En las primeras curvas los tres primeros mantuvieron sus lugares pero en la segunda mitad de este primer giro Nakagami adelantó primero a Espargaró y luego a Redding para pasar primero por meta.

 

El japonés trató de distanciarse de sus rivales tirando fuerte desde el principio y con el paso de los giros fue enfilando a los pilotos. Nakagami mandaba con ventajas que llegaban en ocasiones a un segundo de distancia sobre Redding, misma distancia que el británico llevaba a un grupo de cinco en el que Pol Espargaró tiraba de Terol, Rabat, Torres y Dominique Aegerter.

 

En la segunda mitad de la carrera el ritmo cambió. El piloto nipón tiró aún más y se escapó con ventajas que llegaron a ser de más de dos segundos. Por detrás, a 14 vueltas del final, Espargaró se dio cuenta de la situación y adelantó al líder del mundial para ser él el que tratase de dar caza a Nakagami.

 

Pero a Pol Espargaró le fallaron los neumáticos y el que fue a por Nakagami fue Tito Rabat. El catalán, viendo que ni Redding ni Pol pudieron dar caza al nipón, adelantó primero al británico y luego a su compañero de equipo para colocarse en segunda posición y atacar al japonés.

 

Un ataque que no tardó en producirse, ya que Rabat recortó el segundo de distancia que les separaba en poco más de una vuelta y a tres del final consiguió auparse a la primera posición. Tras ponerse en cabeza, ya no tuvo problemas para mantenerse debido a que el japonés no tenía los neumáticos todo lo frescos que los quisiera.

 

Detrás de Rabat y de Nakagami, hubo una pequeña pugna entre Redding y Espargaró por la tercera plaza. Fue pequeña porque al español seguía con sus problemas de neumáticos y Redding le pasó pronto, eso sí, con una pasada que resultó realmente escalofriante.

 

Tras esta carrera, el Mundial sigue siendo cosa de dos, pero la tendencia de antes de las vacaciones ha cambiado ya que Redding consiguió en el trazado norteamericano volver a aumentar la distancia con Pol, algo que no lograba desde el Gran Premio de Italia.

Noticias relacionadas