El equipo directivo de Iberdrola se reúne este fin de semana en Salamanca

Ignacio Galán ha reiterado hoy el compromiso de Iberdrola con la región, donde prevé invertir este año 50 millones de euros, de los que más de la mitad se destinará a las redes inteligentes.

 

Iberdrola tiene reunidos este fin de semana en Salamanca a los principales directores ejecutivos de la Compañía, dentro del programa de encuentros periódicos que desarrolla para analizar la evolución y las perspectivas del Grupo. Además del presidente, Ignacio Galán, al encuentro asisten los principales directivos corporativos y de las diferentes áreas de negocio.

 

Galán ha querido reiterar, ante los 23 directivos de Iberdrola presentes en Salamanca, el compromiso de la Compañía con Castilla y León, en donde su actividad ha tenido un impacto económico entre 2002 y 2012 de más de 8.600 millones de euros.

 

El presidente de Iberdrola ha explicado que, de esta cantidad, cerca de 4.430 millones de euros ha correspondido a compras realizadas a más de 700 empresas castellanoleonesas, que, sobre todo, prestan servicios de obras, trabajos y mantenimiento de la red de distribución, de obra civil y mantenimiento de centrales de generación y parques eólicos y de limpieza industrial.

 

Las inversiones llevadas a cabo en dicho periodo de tiempo por Iberdrola en la región ascendieron a más de 2.620 millones de euros. En este sentido, Galán ha señalado que, fruto de dicho esfuerzo inversor, la Compañía logró en 2012 una calidad de suministro histórica, con un TIEPI de 61,8 minutos.

 

El proyecto STAR (Sistemas de Telegestión y Automatización de la Red), que implicará una inversión de 195 millones de euros en la región hasta 2018, va a permitir no sólo la modernización de la infraestructura eléctrica de Iberdrola sino también impulsar la economía castellanoleonesa a través de contratos con empresas locales y una mayor contratación de personal cualificado.

 

Consolidación internacional de IBERDROLA

 

Galán ha expuesto a los 23 directivos la visión estratégica y los planes de consolidación internacional del Grupo, que, a lo largo de la última década, ha convertido a Iberdrola en un líder energético global, con 31.000 empleados, presencia en decenas países y que suministra energía a más de 120 millones de personas e industrias en todo el mundo.

 

El compromiso de Iberdrola con Castilla y León, en el que también se enmarca la reunión de los directivos este fin de semana en Salamanca,  responde a la profunda vinculación de la Compañía con esta tierra, en la que nació hace ya más de 110 años y donde lleva caminando desde entonces por la senda de las energías sostenibles desde un punto de vista medioambiental y económico.

 

La apuesta de Iberdrola por las energías limpias comenzó precisamente con la construcción de los Saltos del Duero y, después de más de un siglo, ese compromiso se ha hecho aún mayor, como lo demuestra el hecho de que la empresa sea en la actualidad un líder mundial en energía eólica.

 

Posee 5.930 megavatios (MW) de potencia en la región, 236 subestaciones, más de 15.400 centros de transformación, cerca de 6.400 kilómetros de líneas de muy alta y alta tensión, más de 20.370 kilómetros de líneas de media tensión y cerca de 23.300 kilómetros de líneas de baja tensión. Su número de clientes asciende a 1,6 millones y sus empleados alcanzan la cifra de 1.130.