El equipo de Porfi Fisac confirma sus buenas maneras y derrota al Breogán

El Club Baloncesto Valladolid ha conseguido ante el Breogán la primera victoria de la pretemporada (88-93), confirmando las buenas maneras que el equipo apuntó en sus anteriores partidos.

CB Valladolid (93):  Iván Martínez (7) Pape Abdoulaye (2), Mikel Uriz (11), Javi Lucas (6) y Edu Sonseca (25) -quinteto inicial-  Millán López (-), Edmon Koyanouba (2), Sergio de la Fuente (22)  Román Montañez (16), Jonatan Arranz (2), Dani Astilleros (-) y Sergi Pino (-)

 

CB Breogán (88): Llorca (17), D.López (9), Samb (2), Matulionis (16) y Van Wijk (15) -quinteto inicial- Chapela(6), Tamulis (5), A.López (9), Lawson (7), Edwards (6).

 

Parciales: (23-20) (21-24) (18-25) (26-24)

 

Lugar: Pazo Provincial de los Deportes ante 500 espectadores

 

Árbitros: D. Pazos y A.López

 

La primera derrota de la pretemporada ante el Autocid Burgos, uno de los equipos que consiguieron el ascenso de categoría la pasada temporada, ya apuntó buenos detalles en el conjunto de Porfi Fisac. Después vino la cita de Lugo ante el Leyma Coruña que también se saldó con derrota. Sin embargo, a la tercera fue la vencida con el triunfo en el Pazo Dos Deportes ante el Breogán de Lugo (88-93), sin duda uno de los favoritos de la Liga LEB.

 

Y eso que al Club Baloncesto Valladolid le faltan efectivos y está jugando en esta fase de preparación con un arco de jugadores muy limitado, tirando de cantera y dando oportunidades a los más jóvenes del filial de la Liga EBA. Sin Rakocevic, a la espera de resolver los problemas con su visado en Serbia, y con el juego interior limitado por la ausencia de Moncasi que será sustituido por Stobart, a los vallisoletanos les faltan piezas por engranar pero los apuntes que muestra el equipo son más que interesantes.

 

Puede decirse que el quintento titular del conjunto de Fisac está entre los mejores de la competición y que falta por saber la respuesta de la denominada 'segunda unidad', clave en los relevos y para afrontar la dureza de una competición como la LEB donde se puede ganar o perder con cualquier rival y en cualquier cancha.

 

El partido comenzó con un Breogán que marcaba el ritmo y anotaba con facilidad. El CB Valladolid sobrevivía a base de su juego interior liderado por Lucas y Sonseca hasta que Montañez, que salió en el minuto 5, dio aire a los suyos aportando ideas en ataque y seguridad atrás. Los gallegos aprovechaban su efectividad desde el perímetro y los morados, por su parte, continuaban imponiendo su juego en la pintura. Finalizó el cuarto con un 23-20 favorable al conjunto que dirige Lisardo Gómez.

 

Con los vallisoletanos enchufados comenzó un segundo cuarto en el que la defensa morada se volvió más intensa. Los gallegos frenaron su racha anotadora y los de Porfi liderados por Montañez generaron buenas situaciones ofensivas que les llevó a ponerse por delante en el luminoso (min 14 24-26). Román Montañez vio una falta técnica, pero el CB Valladolid continuó en partido a buen nivel. Los dos equipos bailaban al ritmo de partido lo que se reflejó en el empate a 40 que lucía el marcador al final del segundo periodo. Edu Sonseca con 14 puntos, 8 rebotes y 24 de valoración destacó en las filas moradas.

 

El inicio del tercer cuarto continuó denotando la igualdad en la cancha de ambos conjuntos, aunque los morados apretaron la línea defensiva y consiguieron finalizar con acierto sus ideas ofensivas. Destacó el buen hacer de De la Fuente y Sonseca que seguía engordando su casillero personal con canastas que aportaban seguridad. El partido comenzó a teñirse de morado y a los gallegos les costaba más encontrar comodidad en la cancha, aspectos que se reflejaron en el marcador de final de cuarto (62-69).

 

 

Un CB Valladolid cómodo ponía las cosas difíciles al Ribeira Sacra Breogán cuyo juego apenas tuvo protagonismo en el último periodo. La buena actitud de los de Porfi apagó a los gallegos a base de juego en equipo. El partido terminó con un 88-93 en el marcador favorable a los morados que lograron el tercer puesto del Torneo Lugo Basket.

 

PORFI FISAC

 

El técnico explicó que fue muy importante la lección que aprendió su equipo ayer, algo que ha sido vital para ganar el partido: “ayer aprendimos lo que es la liga. Hemos aguantado los contactos y hemos logrado equilibrio dentro y fuera” declaró el técnico que también dijo que “hemos comprendido que las rotaciones de jugadores, sin importar la juventud o experiencia, nunca deben bajar el deseo y la intensidad del equipo”. Para finalizar, Porfi explicó que ninguno de los últimos dos encuentros disputados reflejan la realidad a la que podemos llegar.