El equipo de Gobierno del Ayuntamiento de Valladolid escucha peticiones del barrio de Las Batallas

El encuentro del equipo de Gobierno con los vecinos de Batallas tuvo lugar este viernes. A.MINGUEZA

El alcalde, Óscar Puente, y prácticamente todos los concejales escucharon propuestas de los vecinos, que incluyeron problemas con semáforos o con aparcamientos de personas discapacitadas.

No faltó prácticamente ninguno. El alcalde de Valladolid, acompañado de gran parte de su equipo de Gobierno, se trasladaron en la tarde de este viernes al Colegio García Lorca para escuchar a los vecinos del barrio de Las Batallas en su asamblea vecinal. Fueron muchas las propuestas que saltaron a la palestra, de las cuales el Ayuntamiento tomó buena nota para futuros proyectos a corto, medio y largo plazo.

 

Tan solo el concejal de Movilidad y Seguridad, Luis Vélez, se perdió el encuentro ante su inminente paternidad, y la de Cultura y Turismo, Ana Redondo, ya que se encuentra en Madrid en la Feria Fitur, pero los concejales de Deportes, Urbanismo, Medio Ambiente, Hacienda, Familia e Igualdad y Servicios Sociales, además del propio alcalde, no quisieron perderse la cita. Desde luego, ideas sobraron.

 

Semáforos para invidentes, civismo a la hora de sacar a los perros a la calle, aparcamiento para personas discapacitadas... Uno a uno, Puente fue respondiendo a las cuestiones los vallisoletanos.

 

“En cuanto al problema de semáforos para invidentes, me comentan que debe ponerse en contacto con la ONCE para que le den un aparato que le permita pedir que se ponga en verde para usted”, dijo por un lado. “En cuanto a las deposiciones de los perros, no hay vez que haga un encuentro con vecinos y no me lo digan. Me temo que en ese sentido es sancionable, pero no podemos poner a los policías municipales a perseguir estos exclusivamente, cuando se ve, se sanciona”, inquirió por otro.

 

Así, por un largo periodo que comenzó a las siete de la tarde, entre el alcalde y el resto de concejales fueron dando respuestas a las inquietudes de los vecinos de Batallas. Una política que está intentado repetir todo el equipo de Gobierno en todos los barrios de la ciudad.