El envío de robots a la Luna y Marte y el desarrollo de cohetes superpesados, prioridades del programa espacial ruso

El presidente de la agencia espacial rusa, Roscosmos, Oleg Ostapenko, ha hecho públicas las prioridades del programa espacial del país para los próximos años, entre los que se incluye el envío de vehículos exploradores a la Luna y a Marte, así como el desarrollo de nuevos cohetes superpesados.

En una entrevista, concedida a 'Rossiyskaya Gazeta', Ostapenko recordó que "ya se está financiando la creación de los tres primeros aparatos" que explorarán el satélite de la Tierra.

El primero será lanzado en 2016 y aterrizará cerca del polo sur de la Luna, "una zona poco explorada hasta la fecha", según ha precisado. El segundo aparato, cuyo viaje está programado para 2018, orbitará la Luna y sondeará su superficie, enviando los datos a la Tierra. Por su parte, el tercero, que se enviará en 2019, estará dotado de una perforadora para buscar hielo de agua en las áreas polares del satélite.

El presidente de Roscosmos ha destacado que, en una segunda etapa, Rusia planea efectuar el lanzamiento de los vehículos más a la Luna que traerán a la Tierra muestras del suelo lunar.

Otra de las tareas prioritaria para la agencia espacial será el desarrollo de un propulsor superpesado "para volar hacia Marte, la Luna y los asteroides, así como para construir bases lunares habitables".

Ostapenko ha detallado que, "en una primera fase se podrá crear un cohete capaz de elevar una carga útil de 70 a 80 toneladas a las órbitas terrestres bajas para luego pasar a una versión modernizada que llevará 120 o más toneladas y, en el futuro, hasta 190 toneladas". En 2014año, Rusia planea ensayar con el cohete pesado Angara-5 que puede transportar como máximo 25 toneladas.