“El embrollo se da entre Podemos Valladolid y los tres concejales de Sí se Puede, no con todo el grupo”

Ana Pellón, Almudena García y el secretario general de Podemos Valladolid, Daniel García.DANI RODRIGUEZ.

Daniel García, secretario general de Podemos Valladolid, explica que los tres ediles se han desviado de la idea inicial del partido y que rechazan la fiscalización que se acordó antes de las municipales.

LAS FRASES

 

"El embrollo no es entre Podemos Valladolid y Sí se Puede, sino con los tres concejales"

 

"Las instituciones son máquinas que pueden afectar al ADN de Podemos, algo que ha pasado con ellos tres"

 

"Por ejemplo, estoy seguro que Gloria Reguero está deseando ir gratis a la Seminci, y nosotros acordamos no aceptar nunca entradas"

 

"Es un dolor y una decepción con ellos, pierdes fuerzas ganas y energía, pero ganas diognidad y libertad"

 

"Si ellos tres quieren hacer carrera política, adelante, pero que no digan que representan una cosa que no representan"

Los resultados de la llamada Asamblea Ciudadana llevada a cabo por Podemos Valladolid sobre su posible desvinculación de Sí se Puede se hacían públicos el pasado 28 de septiembre a media tarde. La decisión era trascendental; ¿se desligarían así el partido a nivel de provincia de la marca blanca en el Ayuntamiento de Valladolid?

 

La respuesta, aunque por resultado mínimo de 51% frente a un 45% (con la abestención restante), constó en acta; ambas seguirían unidas. Era el resultado final de un desencuentro que había saltado unos días antes, cuando Podemos acusó a los tres concejales del Consitorio de desviarse de las líneas iniciales establecidas antes de las elecciones. A día de hoy, semanas después, el secretario general de Podemos Valladolid, Daniel García, da su versión de lo acontecido a días de presentar una nueva reclamación a Podemos a nivel regional contra los tres ediles, junto a sus compañeras Almudena García y Ana Pellón.


 

¿Cómo explica los roces internos que están teniendo Sí se Puede y Podemos Valladolid?

 

Realmente el embrollo es entre Podemos Valladolid y los tres concejales del Ayuntamiento, porque Sí se Puede es mucho más, hay mucha más gente detrás. Es una cuestión política, sabíamos que podía pasar. Las instituciones son sitios que hay que vigilar constantemente, porque son máquinas que pueden afectar al ADN de Podemos. Eso es lo que ha pasado. Estas tres personas son miembros y deben regirse por nuestro código ético, vimos desde el día de la investidura detalles que no nos gustaron, como aceptar privilegios. Cualquiera de nosotros si va a un acto, nos lo pagamos. Es como de sentido común. Eso se discutió y se acordó así. Seguro que ahora, por ejemplo con la Seminci, Gloria Reguero está deseando ir gratis.

 

¿De qué más se les acusa?

 

Por ejemplo, de tener garantizados seguros de vida que van unidos a su cargo político, estamos en contra de eso. También hay que demostrar las cosas con transparencia, no queremos ver el salario en un documento de la web del Ayuntamiento, queremos ver la nómina publicada. Ahí se ve IRPF y demás. El problema es que no se acatan las decisiones del órgano político. Y lo más grave es que personas que trabajaban allí fueron maltratados. Se les ocultó información, no se contaba con ellos... Los tres han pretendido llegar a las instituciones para tener una independencia y no estar sujetos a ningún órgano político, hacer lo que quieren.

 

Resumiendo, es una desviación inicial de lo que es Podemos.

 

Sí, y con todo se han hecho cosas bien, ¿eh? Hemos felicitado cuando las cosas se han hecho bien, pero por ejemplo en los plenos se planteó al principio que había que buscar las incoherencias de un bipartidismo político, y es nuestra labor. Se nos acusa de inexperiencia, pero después de cada pleno había que hacer análisis para ver lo que estaba bien y mal, y no se asumía, no se hacía ningún análisis.

 

¿Cuándo veis esta desviación y se lo comentáis a ellos tres, qué responden?

 

Que querían autonomía, que todo es interpretable, que son ellos los que tienen que decir si cogen entradas o no porque tienen más información... Quieren desvincularse de ese control político, pero es que tiene que hacerse. Hay unos códigos éticos que cumplir, no tenemos que tener privilegios, porque si aspiramos a gobernar dentro de cuatro años habrá que demostrar que realmente hacemos las cosas de manera diferente.

 

Por cierto que Podemos Castilla y León se ha posicionado con Sí se Puede.

 

Creemos que ha sido un error político, y han reconocido que ese apoyo fue un poco precipitado. Tenían que haber hablado con las partes, porque conocían la situación de Valladolid. Por cierto que la gente piensa que el hecho de que haya pasado esto es malo, pero al contrario, es bueno porque entendemos Podemos no como una marca, sino como herramienta de cambio, no queremos ganar como sea. Que no se diga que todos los políticos son iguales, es una labor preventiva. Castilla y León reaccionó rápido para taponar la herida, pero no hay que taponar, hay que ver por qué pasa y curarla.

 

Daniel García, secretario general de Podemos Valladolid, durante la entrevista. D.R.

 

Pero la imagen de ruptura interna ahí queda de cara al público.

 

A lo mejor nosotros nos precipitamos convocando una rueda de prensa para explicar todo, pero no queríamos ocultarlo para protegernos de los problemas. Hay que contar lo que pasa dentro a la gente, porque las instituciones absorben y es algo que hay que vigilar. Hemos querido romper eso que está predefinido, como se piensa que actúan los políticos de manera habitual. No podemos entender la política como ‘si te callas, subes’.

 

¿Hasta qué nivel ha afectado a Podemos Valladolid estos problemas?

 

Es un dolor y una decepción que hay que asumir, y te resta fuerzas, ganas y energía, pero ganas una cosa que es dignidad y libertad. Estamos dolidos y decepcionados, pero nos sentimos más libres, queremos transmitir a la sociedad esa posibilidad de vivir sin miedo. Y para ello hay que pasar estos procesos, porque si no estaremos construyendo algo que no tiene pies.

 

El problema es que os habéis visto ‘obligados’ a seguir vinculados tras la consulta.

 

El fastidio es que participó poca gente en aquello, creemos que la gente debía votar en conciencia y creemos que, en cierto modo, no se han enterado de lo que ha pasado. Es un fallo que hay que ver también. Pero la vinculación es la que teníamos antes, así que por ello ahora vamos a reclamar a nivel estatal para que se cumpla el código ante la Comisión de Garantías Democráticas. Esperamos, por ejemplo, que la concejala Gloria se pague la Seminci, yo me la pagaría.

 

Entonces la confianza es plena en que la Comisión reconduzca esto.

 

No sabemos los plazos que pueden manejar, pero sí. Por ejemplo por esto también hemos impugnado el proceso de contratación de las tres nuevas personas del Ayuntamiento tras la marcha de los tres primeros que renunciaron, porque nuestro reglamento dice que los cargos de libre elección deben ser a través del Consejo Ciudadano Municipal, para que no sea a dedo. Falta en parte por definir cómo sería este proceso de selección, pero ellos pasaron y han hecho su propia comisión de selección, con entrevistas.

 

¿Y cómo cree el secretario general que terminará esto?

 

Si los tres concejales electos dan un giro de 180 grados, podría haber una posibilidad de que la gente se sintiera representada por ellos, pero es difícil. Todo depende de su manera de hacer política, y por ello nosotros hemos ido a Garantías Democráticas, para que decidan, no nosotros, si esas personas tienen que estar en Podemos. Si quieren estos tres concejales hacer carrera política, adelante, allá ellos, pero que no digan representar una cosa que no representan.

Noticias relacionadas