Tribuna mini Saltar publicidad
Cartel definitivo iberian file

El embajador español en Panamá subraya que el Gobierno no aportará fondos a las obras del Canal "en ningún caso"

La ministra de Fomento, Ana Pastor, en el Congreso

"Es un problema entre un contratista y su cliente", ha afirmado Jesús Silva.

El embajador español en Panamá, Jesús Silva, ha subrayado este lunes que el Gobierno de Mariano Rajoy no aportará "en ningún caso" fondos para reanudar las obras de ampliación del Canal de Panamá y ha dicho que su papel se limita a una labor de "mediación" para que las dos partes acerquen posturas.


"El Gobierno español no es parte. Es un problema entre un contratista y su cliente", ha explicado Silva en declaraciones a los periodistas antes de iniciar una "jornada de contactos" para "escuchar a todas las partes".

Las reuniones incluirán a representantes del consorcio adjudicatario de las obras --liderado por la española Sacyr--, de la Autoridad del Canal de Panamá (ACP) y del Ejecutivo, incluido el presidente Ricardo Martinelli.

Silva ha explicado que su labor, así como la de la ministra de Fomento, Ana Pastor, es la de "mediar" para que vuelva a existir un "diálogo", según declaraciones recogidas por la emisora Radio Panamá. "En ningún caso se contempla que el Gobierno español aporte fondos", ha apostillado.

El representante diplomático español ha querido desmarcar la decisión de Sacyr y del resto de firmas que componen el consorcio Grupo Unidos por el Canal (GUPC) de situaciones empresariales concretas. En este sentido, ha insistido en que "no es un problema de situación financiera de la empresa (Sacyr)", sino "de diálogo".

"HAY POSIBILIDADES"

El embajador ha destacado que España ha reaccionado de forma "muy rápida" a la polémica en torno a las obras, enviando al país centroamericano a un representante de "alto nivel" como la ministra de Fomento. Silva ha recordado que "Panamá es un país amigo".

A la luz de los contactos mantenidos y de las posturas manifestadas por las distintas partes, Silva ha afirmado que "hay posibilidades de que se retomen las obras", sobre las que pesa una amenaza de suspensión por los supuestos sobrecostes.

No obstante, ha descartado que las autoridades españolas estén investigando las condiciones por las que Panamá adjudicó el concurso de las obras de ampliación del Canal.