El edil no adscrito de Aldeamayor pide al Ayuntamiento que exija a Claro justificar los gastos

El concejal no adscrito del Ayuntamiento de Aldeamayor de San Martín (Valladolid), Félix Antonio Calleja, ha reclamado a los grupos municipales que exijan al edil independiente, Francisco Claro -investigado por presunto delito de malversación al utilizar para gastos particulares una tarjeta con fondos municipales- que justifique las extracciones.

   

En declaraciones a Europa Press, Calleja no ha querido afirmar que fuera él quien presentó la denuncia que desembocó este martes en la detención y la toma de declaraciones en el Juzgado de Guardia a su excompañero den el Grupo Independientes por Aldeamayor, pero ha recordado que en octubre de 2013 ya puso en conocimiento del Pleno posibles irregularidades por parte de Francisco Claro con las asignaciones del Ayuntamiento.

 

Por ese motivo, ha reprochado que el alcalde, Bernardo Sanz Manso, de cuyo equipo de Gobierno forma parte como concejal de Empleo, mostrase ayer su "sorpresa" por la acusación de malversación a Francisco Claro, cuando defiende que ha llevado el asunto al Pleno en reiteradas ocasiones.

 

En este sentido, ha reclamado que los grupos políticos del Ayuntamiento -PSOE e IU en el equipo de Gobierno y PP y URCL, en la oposición- reclamen al edil investigado que aporte las justificaciones de los gastos de las cantidades que el Ayuntamiento destina a su grupo trimestralmente.

 

Calleja ha apuntado que quizás también se "deberían justificar los gastos" de todos los grupos, después de la investigación abierta al edil independiente. Asimismo, ha añadido que el viernes mantendrá una reunión con el partido político que ahora le respalda, Ciudadanos por el Centro Democrático, en la que planteará si debería mantenerse dentro del pacto de Gobierno que se alcanzó en junio de 2011 entre PSOE, Izquierda Unida y los dos concejales independientes -Claro y Calleja- que fueron expulsados de UPyD por contravenir las directrices de la Dirección provincial.

 

El concejal aldeamayorense ha detallado que él su excompañero figuraban como titulares de la cuenta en la que el Ayuntamiento ingresaba las cantidades destinadas a gastos de funcionamiento y que ambos tenían tarjetas de crédito a su nombre. En su caso, ha garantizado que tiene contabilizada y justificada cada operación.

 

"GASTOS SOSPECHOSOS"

 

En ese período, entre 2011 y 2013, ha mantenido que ya se observaban "gastos sospechosos" por parte de Francisco Claro. De hecho, ha recalcado que las tarjetas permiten identificar a quien sacaba el dinero en cada momento, por lo que ha negado la insinuación del investigado de que el propio Calleja pudiera haber realizado alguna de las extracciones bajo sospecha.

 

Sin embargo, cuando surgieron las primeras diferencias serias en el Grupo independiente, que él achaca a la reclamación por su parte de que Francisco Claro justificase los gastos, éste, "de la noche a la mañana", traspasó todo el dinero a otra cuenta a nombre del Grupo "pero a la que sólo tenía acceso él".

 

En enero de este 2014, relata, al presentar reclamación en la entidad financiera, ésta congeló la cuenta, en la que durante un tiempo no se pudo realizar operaciones. Sin embargo, asegura que para evitarlo, Francisco Claro se sirvió de su condición de portavoz del Grupo independiente para llevar a cabo en marzo la expulsión de Calleja, que quedó como concejal no adscrito.

 

"Automáticamente, como yo ya no estaba en el Grupo independiente, la entidad liberó la cuenta y volvió a recibir las partidas de gastos de funcionamiento", ha apostillado Calleja, que ha cifrado en 720 euros al trimestre cuando el Grupo de Independientes por Aldeamayor estaba formado por ambos y en 545 euros actualmente.