El director quiere repetir con Mariscal tras rodar la secuela de La Niña de Tus Ojos

Los tres premiados con las Espigas de Oro, en la Seminci. TRIBUNA

Juan Diego defiende que "nunca" ha tenido interés en "buscar un personaje" sino que ha cogido lo que se acercaba sus deseos o necesidades. Mariné destaca que siempre ha investigado, estudiado y leído tratados para buscar la mejor iluminación

El director de cine Fernando Trueba ha asegurado este martes que le gustaría volver a trabajar en filme de animación con el dibujante Javier Mariscal, con quien ya hizo 'Chico y Rita', aunque su proyecto más inmediato es la secuela de La Niña de Tus Ojos, que ya tiene fecha de inicio del rodaje a finales del mes de febrero de 2016.

 

Así lo ha asegurado Trueba en la rueda de prensa que ha ofrecido junto al actor Juan Diego y al director de Fotografía Juan Mariné antes de recoger las Espigas de Honor que les entrega la Semana Internacional de Cine de Valladolid (Seminci), con quienes ha compartido un coloquio con la prensa que ha tratado la figura de los productores o los deseos que han tenido los tres en sus diferentes facetas cinematográficas.

 

Fernando Trueba, definido por el director del Festival, Javier Angulo, como "el más grande de la comedia española", ha explicado que ya se encuentra centrado en su próximo proyecto, la segunda parte de La Niña de Tus Ojos, cuyo rodaje, que se repartirá entre Madrid y Budapest (Hungría), comenzará el 29 de febrero de 2016.

 

Pero el cineasta madrileño ya se ha fijado un nuevo deseo en forma de proyecto cinematográfico, como sería un segundo trabajo de animación con el dibujante Javier Mariscal, junto a quien ya firmó en 2010 'Chico y Rita'. "Me lo pasé muy bien y he echado de menos trabajar con él", ha reconocido Trueba.

 

El director ha recalcado, en todo caso, que si rueda un nuevo filme de animación será con el diseñador valenciano, quien ha sido noticia hace unos días al asegurar que está "arruinado" y que tiene que trabajar "de mantero".

 

En cuanto a la próxima película de Trueba, ha incidido en que se encuentra en fase de preparación para comenzar el rodaje en el mes de febrero y con la participación de los ocho mismos actores principales que en la primera parte, realizada en 1998, y que contaba en su "extraordinaria troupe" con Penélope Cruz, Jorge Sanz, Antonio Resines, Santiago Segura y Loles León, entre otros.

 

Sobre el ámbito de los deseos también ha reflexionado Juan Diego, que ha defendido que no ha tenido interés en buscar un personaje determinado durante su carrera, sino que ha aceptado trabajos que en cada momento estaban "en consonancia" con sus "deseos o necesidades". De hecho, ha recalcado que su vida se ha caracterizado por que ha sido el "devenir" de los acontecimientos el que se ha cruzado en ella.

 

"Nunca he buscado nada que no sea lo que se me daba", ha recalcado el actor sevillano, que ha ejemplificado en su actitud hacia las mujeres, pues ha bromeado con que "son ellas las que deciden". En todo caso, ha matizado que esa actitud cambia cuando debe "ser solidario, defender la dignidad y la justicia" o "buscar al canalla".

 

 

LOS RECUERDOS, "UNA PÉRDIDA DE TIEMPO"

 

El intérprete conocido por trabajos en la gran pantalla como 'Los Santos Inocentes', 'París-Tombuctú', 'El Rey Pasmado' o 'Vete de mí' ha apuntado también que no le gustan los recuerdos, a los que considera "una pérdida de tiempo espantosa", por lo que no vuelve a ver sus películas más que en el pase promocional, el estreno o en algún festival, cuando trata de quedarse "en última fila" para irse "rápido".

 

Juan Diego se considera una actor "muy irregular" y ha bromeado con que no se ve porque así puede seguir pensando que es "muy bueno", a lo que ha añadido que nadie le discute que es "el mejor actor de teatro de España" porque nunca puede ver sus actuaciones.

 

El restaurador de películas Juan Mariné ha relatado la anécdota de un trabajo en la que consiguió un película cinematográfica de gran calidad que fue adquirida por la Metro Goldwyn Meyer, por lo que, pese a su rechazo inicial, el productor le pagó el doble de lo pactado. En todo caso, ha matizado que "por un productor te partirías a la cara y a otro le mandarías a la luna".

 

Mariné ha definido su carrera como un afán constante por "investigar, estudiar" y leer tratados de física para conseguir los mejores materiales en los que filmar largometrajes. Así, ha recordado que para el rodaje de '091 Policía al habla' empleó mucho tiempo para lograr una película en que pudiera captar la imagen pese a la escasa iluminación con la que contaban.

 

"Nos veían rodar y decían que qué estábamos haciendo, que no se lo creían", ha relatado Mariné, quien ha destacado la importancia en poder ahorrar gasto en iluminación.

 

Ayudado por Javier Angulo, Juan Mariné también ha relatado el proceso que le llevó a restaurar en 1986 'La aldea maldita', de Florián Rey, para conseguir que pudiera proyectarse en la inauguración de la edición 31 de la Seminci, festival que según Angulo, "sólo por eso", ya debía reconocerle con la Espiga de Honor.