El director del Tour 'acusa' a los medios de la agresión a Froome

Froome

El director general del Tour de Francia, Christian Prudhomme, ha pedido respeto para el maillot amarillo, después de que este sábado, el británico Chris Froome, denunciara que un espectador le lanzó un vaso con orina y ha asegurado que la agresión es "culpa" de los medios.

"Hay una correlación entre lo que se dice en los periódicos, en la televisión, en la radio, y lo que pasa al lado de la carretera", indicó el director del Tour antes del inicio de la decimoquinta etapa disputada este domingo.

Según Prudhomme, las sospechas de dopaje comenzaron cuando Froome humilló a sus principales rivales en la primera etapa pirenaica, cuando el comentarista de televisión francés Laurent Jalabert, ex ganador del Tour, dijo que el rendimiento del británico le hizo sentir "incómodo".

"Ellos establecen el tono y la gente cree lo que ven en los medios de comunicación", afirmó Froome, quien también consideró que tras su victoria hubo un "tratamiento irresponsable" por parte de la prensa.

Antes del inicio de la etapa de este domingo, cinco policías custodiaron al equipo de Froome, aunque no se produjo ningún incidente. "Los chicos tienen miedo", lamentó el director deportivo del Team Sky Nicolas Portal.

Sin embargo, estos incidentes no son inusuales en el caso del ciclismo, donde los corredores están expuestos ante miles de fans sin protección alguna. En la segunda edición de la carrera, en 1904, Maurice Garin y Lucien Pothier fueron atacados por cuatro hombres enmascarados que saltaron de un coche, mientras que en 1975, el blega Eddy Merckx recibió un puñetazo por parte de un espectador en la subida al Puy de Dome, entre otros casos.

Noticias relacionadas