El detenido en Valladolid por herir a otro con una recortada efectuó cuatro disparos

El hombre detenido en Valladolid por herir a otro con un arma de fuego efectuó hasta cuatro disparos, uno de los cuales alcanzó en el tórax a la víctima.

Las "investigaciones permanecen abiertas", tal y como ha explicado este lunes el subdelegado del Gobierno, Luis Antonio Gómez Iglesias, quien ha precisado que el arma utilizada en el tiroteo, presumiblemente una escopeta de cañones recortados, aún no ha sido hallada y que la policía trata de averiguar el móvil del crimen, aunque inicialmente se barajó que podría tratarse de un ajuste de cuentas.

 

 Gómez Iglesias, en declaraciones recogidas por Europa Press, ha explicado que el tiroteo se produjo sobre las 21.30 horas en plena calle, en la confluencia de Caamaño y Cartagena, cerca del bar Avenida 2, donde el detenido descerrajó a su oponente hasta un total de cuatro disparos, ya que en el escenario de los hechos fueron recogidos cuatro cartuchos percutidos, aunque tan sólo los perdigones de uno de ellos alcanzaron al herido.

 

Éste, tras los disparos, se refugió en el referido establecimiento, mientras que el presunto autor de los disparos, que se deshizo del arma utilizada, fue detenido poco después en la calle Arca Real.

 

Agresor y agredido son vecinos del Barrio de Delicias y ambos cuentan con antecedentes, según ha precisado el subdelegado, quien ha añadido que la vida del herido no corre peligro.

 

En concreto, fuente sanitarias confirmaron a Europa Press que la víctima, aunque persiste la gravedad de sus estado, pasará a planta debido a la buena evolución de sus lesiones.

 

Noticias relacionadas