El desfile de antorchas de Pingüinos se limitará a "350 o 400 moteros" para evitar situaciones de colapso

Imagen del desfile de antorchas del pasado año. A. MINGUEZA

El corte del tráfico se adelanta a la rotonda de Puente Duero y no de FASA, como ocurrió el pasado año. 

Todo preparado para la vuelta a Pingüinos a Valladolid, la mayor concentración motera de invierno. También la seguridad. Esta mañana se ha reunido la Junta de Seguridad Local para ultimar el operativo que estará vigente durante todo el fin de semana, y que será “similar” al del pasado año, según han explicado el alcalde de Valladolid, Óscar Puente, y el subdelegado del Gobierno, Luis Antonio Gómez, que han comparecido tras la reunión con las partes implicadas.

 

El subdelegado ha recordado que el operativo lo conforman personal de Protección Civil, Guardería Forestal, Policía Local, Policía Nacional, Guardia Civil, Bomberos, seguridad privada y voluntarios de la propia organización, aunque han descartado ofrecer cifras “por motivos de seguridad”.

 

El alcalde ha recordado que las previsiones son las de superar “20.000 participantes”, aunque también señala que las inscripciones anticipadas "se han disparado” y parece que la climatología no será adversa: “esperamos un fin de semana seco, sin lluvias y nieves, con temperaturas no extremadamente frías”.

 

La mayor novedad llegará en los accesos. Está previsto que se corte en la rotonda de Puente Duero, y no en la de FASA, como ocurrió el pasado año, en el acceso al recinto de la antigua Hípica Militar. Mientras que en la otra dirección se efectuará el control en la rotonda de la Ronda VA-30. Todo este trayecto quedará cortado durante la concentración al tráfico rodado, excepto transporte público, vehículos de emergencias y seguridad y participantes.

 

El subdelegado ha insistido en que se garantizará la fluidez del tráfico, especialmente durante las excursiones moteras que se producirán el viernes (a Boecillo) el sábado en doble cita: por la mañana con el desfile de banderas, hasta la Acera de Recoletos y, por la tarde, con el desfile de antorchas que recalará en la Plaza Mayor.

 

En este sentido, el alcalde de Valladolid, Óscar Puente, ha adelantado que el número de moteros se limitará a 350 o 400, según el número de antorchas, para que no ocurra el “colapso” del pasado año, donde según el regidor más de un millar de moteros participaron en el vistoso desfile hubo problemas en la Plaza Mayor. “Debemos garantizar la seguridad del público que acuda a la Plaza a ver el desfile”.