Tribuna mini Saltar publicidad
Cortinilla bose tribuna va 800x800px file

El derrumbe del puente de Cabezón impide a los agricultores acceder al 'Pago de Vecilla'

Asaja denuncia que el derrumbe del puente de Cabezón impide a los agricultores acceder a tierras de cereal y alfalfa en un momento muy delicado de la cosecha.

La Asociación ha solicitado una "solución urgente" a la administración para que los agricultores afectados puedan acceder a sus tierras para cosechar el cereal "que día tras día va mermando", informaron a Europa Press fuentes de Asaja.

 

Tras el derrumbe, según las mismas fuentes, se prometió un acceso alternativo pero han pasado los días y la respuesta que se ha trasladado a los agricultores es que es "inviable" porque el coste de una vía alternativa hasta ese pago sería "muy costoso y tendría un impacto ambiental altísimo".

 

Los agricultores, a través del alcalde de la localidad, Arturo Fernández, han trasladado esta problemática a la Consejería de Fomento, a la Delegación Territorial, y también en los últimos días, a la Agricultura y Ganadería "sin obtener" ninguna respuesta positiva. "Mientras tanto los días pasan y las consecuencias de esta situación se agravan", han agregado.

 

A este "problema" hay que añadirle que los agricultores, todos los días, tienen que hacer entre 22 y 26 kilómetros para pasar de la margen izquierda a la derecha y viceversa. Este colectivo se siente "ciudadanos de segunda" porque mientras que desde la administración sen han preocupado por poner transporte público para que los vecinos puedan trasladarse, decisión que apoyan y aplauden, de los agricultores "nadie se ha ocupado hasta el momento".

 

Los agricultores de Cabezón de Pisuerga han invitado al delegado Territorial de la Junta en Valladolid, Pablo Trillo Figueroa; al nuevo consejero de Fomento, Juan Carlos Suárez Quiñones, y a la Consejera de Agricultura y Ganadería, Milagros Marcos, a que visiten, con sus equipos técnicos la localidad para explicarles su "delicada situación", en la línea del consejo del presidente de la Junta, Juan Vicente Herrera, durante la investidura, cuando animó a sus consejeros a "salir del despacho y solucionar los problemas de sus ciudadanos con valentía y sin miedo".