Tribuna mini Saltar publicidad
Cortinilla bose tribuna va 800x800px file

El delegado de la Junta visita la empresa Elecnor Deimos Imaging

TRIBUNA

Elecnor Deimos, compañía ubicada en el Parque Tecnológico de Boecillo, utiliza la tecnología del satélite Deimos-1 para determinar el alcance de tragedias naturales y diseñar la estrategia de recuperación de daños, principalmente en Estados Unidos.

El delegado de la Junta, Pablo Trillo, ha visitado este miércoles la empresa de teledetección espacial por satélite Elecnor Deimos Imaging, en el Parque Tecnológico de Boecillo, acompañado por su director del Centro de Control y Procesamiento, Alfredo Romo. Durante la visita, Trillo ha comprobado de primera mano cómo funciona el Deimos-1, dispositivo que en 2009 se convirtió en el primer satélite español de observación de la Tierra. Su gran valor añadido, ha explicado Romo, es “la cantidad de oportunidades de visión que proporciona”, al dar 16 vueltas diarias alrededor del globo terráqueo a una velocidad de 25.000 km/h.

 

El delegado ha destacado la importancia que tienen las aplicaciones prácticas del dispositivo “en el ámbito del medio ambiente, en el forestal, en el de la agricultura, etc”, que le han permitido ser puntero en el sector y contar con clientes de todo el mundo, entre ellos los Ministerios de Agricultura de Estados Unidos. Tras visitar las instalaciones del centro –acompañado también por la jefa del Servicio Territorial de Medio Ambiente de la Junta, Dolores Luelmo, y por el general en la reserva Juan Antonio Gutiérrez, colaborador de Deimos-, Trillo ha realizado una captura práctica de imágenes del satélite en Valladolid, guiado por técnicos de la empresa, y ha mantenido una reunión con los dirigentes.

 

Los miembros de la empresa han informado de que durante sus primeros años de vida el Deimos-1 ha tomado cerca de 20.000 imágenes y recorrido 943 millones de kilómetros, unas seis veces la distancia que separa la Tierra del Sol. Además, han resaltado la calidad y el detalle técnico de las capturas realizadas gracias entre otras cosas al gran ancho de barrido de sus cámaras -620 km- y a la perfecta sincronización que existe entre el satélite y la antena que sigue sus movimientos, instalada en el Parque Tecnológico vallisoletano. Ambos aparatos están siempre alineados para que la señal sea buena y no se den errores de aplicación.

 

En la actualidad, y pese a que al Deimos-1 aún le quedan al menos otros cinco años de pleno funcionamiento, la empresa está ultimando una segunda fase del proyecto que culminará con el lanzamiento del Deimos-2, aparato con que pretenden mejorar aún más las prestaciones y cuyo centro de seguimiento estará en Puertollano (Ciudad Real). Deimos nació como empresa en 2001 y unos años después pasó a integrarse en Elecnor, compañía de la que conforma el área tecnológica y cuyo volumen de facturación anual ronda los 2.000 millones de euros, dando empleo a más de 12.500 personas y estando presente en 33 países de todo el mundo.