El curso en el Conservatorio de Música de Valladolid arranca este lunes con 723 alumnos

El centro educativo impartirá clases de 21 especialidades musicales diferentes, de enseñanzas elementales y superiores, a las que hay que sumar diversas materias optativas destinadas a una formación integral de los alumnos

El delegado territorial de la Junta, Pablo Trillo, acompañado de la directora provincial de Educación, María Agustina García, ha visitado el Conservatorio Profesional de Música de Valladolid, donde han iniciado sus clases los 723 alumnos matriculados para este curso, 307 en enseñanzas elementales y 416 en enseñanzas profesionales, repartidos entre los 6 cursos de las 21 especialidades musicales que componen la oferta educativa del centro.

 

“Es una carrera académica difícil, y no excesivamente conocida, pero es de una gran importancia por las materias que se tratan”, afirmó Trillo. Por su parte la Jefa de Estudios del Conservatorio, Concepción Hernández, aseveró que “Valladolid es, por suerte, una ciudad con una buena salud cultural, lo que queda de manifiesto en la gran demanda de plazas que tenemos en nuestro centro, con cada vez más alumnos, que tienen todos ellos muchas ganas de trabajar”.

 

La cifra de alumnado es muy similar a la del curso anterior, aunque registra un aumento de más de un 9 % en las enseñanzas profesionales.  El centro ha abierto un periodo de ampliación de matrícula, hasta el 15 de octubre, para aquellos alumnos interesados en seguir los estudios de alguna de las especialidades en las que aún existan plazas vacantes.

 

Las clases en el Conservatorio de Valladolid se imparten en horario de tarde, desde las 15.00 hasta las 21.30 horas, de modo que los alumnos puedan compatibilizarlas con las correspondientes a los diferentes niveles de educación obligatoria y educación superior. Este es uno de los puntos más importantes tenidos en cuenta por la dirección del Conservatorio, ya que la horquilla de edades del alumnado es muy amplia, desde los 7 años hasta la edad adulta. Las instalaciones cuentan con un total de 58 aulas.

 

El cuerpo de profesorado del centro consta de 85 docentes, en todas las materias, incluidos los encargados de impartir las materias optativas de idiomas. Los profesores imparten entre 4 y 5 horas semanales a los alumnos de enseñanzas elementales, y entre 5 y 7,5 horas por semana a los alumnos de enseñanzas profesionales, según la modalidad o instrumento elegido.

 

Los alumnos que cursan sus estudios musicales en el Conservatorio proceden en su mayoría de Valladolid y su zona metropolitana, aunque también los hay procedentes de otros puntos de la provincia y de provincias limítrofes, como es el caso de León, Zamora o Burgos.

 

Por su ubicación en el Centro Cultural Miguel Delibes, donde comparte espacio con la Orquesta Sinfónica de Castilla y León (OSCyL), la Escuela Profesional de Danza de Castilla y León y la Escuela Superior de Arte Dramático de Castilla y León, el Conservatorio Profesional de Música de Valladolid desarrolla un amplio programa de actividades paralelas en colaboración con estas instituciones culturales, con las que mantiene una estrecha y fluida colaboración.

 

En la actualidad, el catálogo de especialidades impartidas en el centro alcanza las 21 –flauta travesera, de pico, oboe, clarinete, saxofón, fagot, trompa, trompeta, trombón, tuba, percusión, violín, viola, violonchelo, contrabajo, guitarra, arpa, clave, piano, acordeón y canto-, mientras que el Conservatorio tiene entre sus planes la creación de un Departamento de Música Antigua, en el que se añadirían las especialidades de viola de gamba junto a la de instrumentos de cuerda pulsada del Renacimiento y Barroco.

 

El Conservatorio Profesional de Música de Valladolid ha conseguido mejorar para este nuevo curso escolar las instalaciones de climatización, ventilación, humidificación y aire acondicionado, algo que venía siendo una solicitud recurrente por parte de profesores y alumnos.

 

El centro desarrolla multitud de actividades complementarias y extraescolares: cursos y jornadas, talleres, exposiciones, asistencia a clases magistrales, encuentros y festivales, participación de alumnos en conciertos organizados por otras instituciones, audiciones, conciertos de Santa Cecilia y Navidad y en la Sala Sinfónica. El centro colabora también con otros organismos e instituciones como la Fundación Siglo, la Fundación del Teatro Calderón, la Universidad de Valladolid o la Diputación Provincial.

 

Junto con la Escuela Profesional de Danza y el IES Antonio Tovar, en el que tradicionalmente han cursado sus estudios de Bachillerato de Música muchos alumnos del Conservatorio, el centro ha elaborado un proyecto para la posible creación en el futuro de un Centro Integrado, en el que se impartan todas las materias dependientes de estos centros educativos.

 

Otra de las novedades con las que cuenta el Conservatorio Profesional de Música de Valladolid es la puesta en marcha de un banco de instrumentos. Mediante esta iniciativa se ha conseguido que las familias de un gran número de alumnos, especialmente los de edades más tempranas, puedan evitar realizar grandes desembolsos en la adquisición de instrumentos musicales que acostumbran a tener precios elevados, pudiendo emplear los depositados en este banco, gestionado por el propio Conservatorio.