El Cuatro Rayas Valladolid, camino del abismo (26-22)

El Cuatro Rayas Valladolid no pudo con el Villa de Aranda.

El Cuatro Rayas Balonmano Valladolid no superó la prueba y cayó ante el Villa de Aranda en el retorno de la Liga ASOBAL. Esta derrota condena un poco más al conjunto vallisoletano, que sigue anclado en puestos de descenso.

El Villa de Aranda comenzó la segunda vuelta del campeonato con una victoria frente al Cuatro Rayas de Valladolid (26-22), penúltimo en la tabla, al que hunde un poco más en esa difícil situación que arrastra el equipo de Juan Carlos Pastor desde el inicio de la Liga.
 

 

El partido, muy igualado desde los primeros compases, enfrentó a dos conjuntos abocados a luchar por la permanencia y desde el principio se notó la trascendencia del choque.
 

Comenzó el Cuatro Rayas con la intención de dar velocidad al juego, moviendo la pelota con rapidez y buscando la portería local de manera directa.
 

Por su parte, el Villa de Aranda, fiel a su estilo, propuso un ritmo más pausado, y con la dirección de Diego Camino masticaba cada jugada hasta el máximo.
 

En ese escenario, ambos equipos tardaron en ponerse a tono y hasta el minuto tres no se marcó el primer gol, obra de Maki para los locales desde el punto de penalti.
 

A partir de ahí, el Villa de Aranda cogió una pequeña ventaja que ya no soltaría en todo el primer tiempo. Aunque las diferencias no llegaban a ser preocupantes, el Cuatro Rayas no conseguía alcanzar a los de Magí Serra, debido en parte a la eficacia defensiva y al buen papel de un inspirado Javi Díaz en la portería.
 

Mediada la primera parte y con 7-4 en el marcador, Juan Carlos Pastor se vio obligado a solicitar tiempo muerto para recomponer a su equipo y la charla surtió efecto.
 

En los minutos siguientes, el Cuatro Rayas se vino arriba gracias a la efectividad de Patrick Eilert, muy acertado en el lanzamiento exterior.
 

Aún así, la reacción duraría poco, ya que los locales volvieron a meter una marcha más y aprovechando dos buenas paradas de Javi Díaz y sus respectivos contragolpes volvieron a coger distancias, controlando los últimos minutos y finalizando el primer tiempo con un 14-10 en el marcador.
 

Aún así, cuatro goles de ventaja no parecían renta suficiente para que el Villa de Aranda encarase el segundo tiempo con garantías, y consciente de ello, el Cuatro Rayas salió a morder desde el primer minuto.
 

Así, apenas había comenzado el segundo tiempo cuando Pastor decidió organizar una defensa de 5-1 con marcaje especial sobre Diego Camino. Y la jugada le salió bien.
 

Durante los siguientes 15 minutos, los de Valladolid consiguieron secar a los locales en el aspecto ofensivo y dio la vuelta al partido con un parcial de 10-5 en la primera mitad del segundo tiempo.
 

Corría el minuto 18 cuando Peciña daba ventaja a los de Pastor por primera vez en el partido y las alarmas se dispararon en el Príncipe de Asturias, obligando a Serra a solicitar tiempo muerto e intentar espabilar a los suyos. Y vaya si lo hicieron.
 

Con un parcial de 4-0 en los siguientes cinco minutos, el Villa de Aranda volvió a tomar el control del partido y ya no lo soltaría, gracias a un espectacular final de partido de Javi Díaz.
 

El portero gallego se convirtió en el mejor jugador local y lo paró prácticamente todo en los últimos minutos.
 

También Kike Plaza, desaparecido hasta entonces, se unió a la fiesta y encadenó tres goles en el último parcial que sentenciaron el encuentro y le dieron la victoria al conjunto local, que coge aire para la segunda vuelta y hunde un poco más al Cuatro Rayas.

 

Villa de Aranda 26 (14+12): Javi Díaz (Amérigo, ps), Maki (6, 1p), Diego Camino (3), Dani Gañarul (4), Kike Plaza (5), Iker Antonio (2) Manel Cirac (2) -siete inicial-; Julián Rasero (1), Ilija Sladic (1), Hugo Garza, Alberto Camino (1), Jordi Corcera (1), Tito.
 

Cuatro Rayas Valladolid 22 (10+12): Hector Tomás (César Pérez, ps), Iñaki Peciña (1), Patrick Eibert (6), Fernando Hernández (1), Marko Krivokapic (3), Ávila (1), Félix García -siete inicial-; Gonzalo Porras (2), Víctor Megías (1), Bozovic, César Pérez (2), Víctor Alonso (5, 1p)
 

Árbitros: Javier Pastor Gamón y Alberto Rodríguez Rodríguez (Colegio Gallego). Excluyeron dos minutos a Hugo Garza (2) y Kike Plaza por el Villa de Aranda y a Peciña y Ávila por el Cuatro Rayas.
 

Parciales cada cinco minutos: 2-1, 4-3, 7-4, 8-6, 11-9, 14-10 (descanso); 15-11, 16-14, 18-16, 19-20, 23-20, 26-22 (final del partido).
 

Incidencias: partido correspondiente a la décimo sexta jornada de la Liga Asobal celebrado en el pabellón Príncipe de Asturias de Aranda de Duero (Burgos) ante unos 2.800 espectadores. Lleno absoluto y unos doscientos aficionados vallisoletanos.