El Cuatro Rayas Valladolid acaricia su continuidad en la Liga Asobal

El conjunto de Juan Carlos Pastor consigue un empate frente al Reale Ademar en tierras leonesas y está a un solo punto de asegurar su presencia en la máxima liga del balonmano español la próxima temporada.

Un gol del pivote bosnio Vladimir Vranjes, actuando como portero-jugador, y el pecho de Juan Castro, que impidió el último lanzamiento del rival, han dado al Reale Ademar un empate afortunado (22-22), quizá inmerecido ante un Cuatro Rayas Valladolid que vencía 19-22 a poco más de dos minutos para el final, pero que con este resultado asegura la permanencia en la Asobal.

 

El punto obtenido ha servido a los locales para mantener abiertas sus opciones de conquistar la tercera plaza y a su rival para asegurar la permanencia, en el vigésimo duelo autonómico, uno de los de menor calidad que se recuerdan, pero con la habitual emoción. El encuentro comenzó marcado por la mano maestra y el talento de Jorge García Vega, que dirigió con oficio al Valladolid, como ha venido demostrando desde su incorporación a este club en la segunda vuelta, surtiendo de numerosos balones al pivote -Porras o Peciña- e incluso anotando cuando lo necesitaba su equipo.

 

Los locales tardaron en coger el aire al partido, sobre todo intentando imponer un mayor ritmo que les podía beneficiar para asfixiar físicamente a un rival más limitado en este aspecto, pero que salvo un bajón mediado el primer periodo, siempre se encontró a gusto. La máxima renta leonesa (9-6, minuto 17) obligó al técnico visitante, Juan Carlos Pastor, a pedir un tiempo muerto para maniatar al Ademar con una defensa adelantada que frustró las que habían sido las mejores armas locales: los lanzamientos del ruso Alex Tatarintsev y los contragolpes aprovechando pérdidas del rival. De esta manera, se llegó al descanso con la igualdad en el marcador (12-12), tras un tanto afortunado del visitante Víctor Alonso -que también había servido anteriormente para revitalizar a su equipo- desde el centro del campo en la última acción del primer periodo.

 

El Cuatro Rayas desaprovecha su ventaja
 

Si los vallisoletanos ya habían empezado a aprovechar las carencias de los locales, además encontraron a unos, hasta el descanso inoperantes, Eilert y Krivocapic, lo que se tradujo en su máxima renta hasta entonces (14-19, minuto 42), que no se detuvo ni con el tiempo muerto de Manolo Cadenas. Lejos de reaccionar su equipo, se desmoronó ante un Valladolid lanzado y seguro bajo la batuta de Vega que infringió un parcial de 0-5 en cinco minutos, que solo se rompió con una pena máxima detenida por Malumbres a Víctor Alonso que pareció surtir como revulsivo anímico.

 

Sin Ruesga, lesionado y viendo el encuentro desde el banquillo, Ademar encontró pocos argumentos, porque además el exademarista Yeray Lamariano se fue creciendo en portería visitante a medida que transcurría el encuentro, lo que supuso que los de Cadenas solo anotaran tres goles en dieciocho minutos y se les hiciera muy pequeña la portería. Dos contragolpes culminados por Carrillo y un tanto de otro canterano, Piñeiro, parecieron devolver la emoción (18-19, minuto 53), ya que los visitantes sufrieron también un colapso ofensivo de más de diez minutos con un Malumbres envalentonado en portería.

 

Pero en ese momento aparecieron de nuevo Krivocapic y Eliert para devolver una renta que parecía de oro en esos momentos (19-22) a menos de tres minutos para la conclusión, pero que se toparon con la ambición sin límites de un Ademar que salvó un punto sobre la bocina.

 

FICHA TÉCNICA

 

22 – REALE ADEMAR (12+10): Malumbres (Asanin); Carrillo (5), Tatarintsev (4), Vranjes (1), Carou (1), Vrazalic (3, 1 p), Cabanas (-), Castro (4), Piñeiro (1), Golubovic (3), Nantes (-).

 

22- CUATRO RAYAS VALLADOLID (12+10): Lamariano; Hernández (3, 2 p), Eliert (3), García Vega (4), Porras (3), Krivocapic (3), Mejías (-), Ávila (-), Bozovic (-), César Pérez (-), Peciña (1), Víctor Alonso (5, 1 p), Lacasa (-).

 

ÁRBITROS: García Rodríguez y Fernández Pérez. Excluyeron por dos minutos a Vrazalic, Piñeiro y Carou, por Ademar; y a Peciña, Krivocapic y Peciña, por Valladolid.

 

MARCADOR CADA CINCO MINUTOS: 2-2, 6-5, 7-5, 9-9, 10-10, 12-12 (descanso), 13-14, 14-18, 15-19, 16-19, 18-20, 22-22 (final).

 

INCIDENCIAS: Encuentro correspondiente a la vigésimo octava jornada de la Liga ASOBAL disputado en el palacio municipal de deportes de León ante unos 3.500 espectadores.