El Cuatro Rayas quiere confirmar sensaciones con un tres de tres ante el BM Aragón

Gonzalo Porras prueba un lanzamiento a puerta. BORIS GARCÍA

El técnico vallisoletano Nacho González destaca el potencial del rival para un partido que se disputará este sábado (20.00 horas) en Huerta del Rey.

Toca reafirmarse. No hay otro mensaje para el Cuatro Rayas Valladolid para el partido que le enfrentará ante el BM Aragón este sábado (20.00 horas) en Huerta del Rey, momento perfecto para confirmar las buenas sensaciones después de dos victorias consecutivas ante Bidasoa y Cangas. Es la hora de dar el golpe definitivo sobre la mesa, bien claro lo tiene Nacho González.

 

“Se trata de un partido muy importante y muy difícil, si ganamos conseguimos tres victorias seguidas y daría mucha moral, mantendríamos la distancia con el descenso”, comenzó el técnico vallisoletano en su comparecencia ante los medios. “La salvación se tiene que conseguir en casa”. Un mensaje que lleva pregonando toda la temporada.

 

Eso sí, la empresa no será nada fácil. El Zaragoza llega tras caer en Copa, después de que el Anaitasuna arrancase dos empates en sendos partidos y se llevara la eliminatoria de puro milagro. “Han perdido a varios jugadores, algunos muy importantes, pero mantienen un bloque de cinco muy consolidado como son Demetrio Lozano, Asier Antonio, Amadeo Sorli, Jorge Gómez y Cartón, muy contrastados”. Está claro que no merece la pena confiarse, a ojos del entrenador.

 

“Parece que han perdido potencial, pero lo que tienen es nivel muy alto. Vendrán con ganas de conseguir una victoria tras caer eliminados de Copa. Para ellos fue un golpe duro, habrá que ver cómo reaccionan a ello”.

 

Un objetivo el de la victoria que también está en manos de la afición de Huerta del Rey, pese a la coincidencia de horarios con el Valladolid – Barcelona de baloncesto, que se jugará a las siete de la tarde. “El Pabellón debe reaccionar igual que ante Bidasoa, que estuvo muy bonito. Es una pena que coincida, no se puede poner a la afición en la tesitura de poder elegir, pero así son los horarios”.

 

El BM Aragón, octavo en la tabla con ocho victorias, dos empates y diez derrotas, es un rival asequible para afianzarse, si bien Nacho González no quiere que nadie se relaje. “No podemos confiarnos, no hay nada hecho, y aunque las cosas hayan cambiado queda un camino largo. Hace dos semanas esto era negro, y creo que no se decidirá nada hasta el último partido”, concluyó el técnico.