El CSN ordena a la central reforzar la vigilancia de la piscina de combustible y de la situación del personal

El Pleno del Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) ha acordado establecer un programa de refuerzo de la vigilancia de la piscina de almacenamiento de combustible de la instalación y de la situación de los recursos humanos de la central nuclear de Santa María de Garoña (Burgos), con especial seguimiento del Plan de Adaptación del Personal, hasta que se produzca la declaración de cese definitivo de explotación que se establece en el Reglamento de Instalaciones Nucleares y Radiactivas.
MADRID, 14 (EUROPA PRESS)



Así, según ha informado el CSN, el acuerdo del Pleno se produce en el ámbito de la cultura de seguridad y dentro de los límites y condiciones asociados a la autorización de explotación vigente, que expirará el 6 de julio proximo.

Además, ante la comunicación realizada el 28 de diciembre de 2012 por Nuclenor --titular de Garoña-- sobre el cese de explotación de la planta, el organismo regulador subraya que la declaración de cese de explotación es competencia del Ministerio de Industria, Energía y Turismo y recuerda que esta declaración debe hacerse previo informe del CSN.

Por ello, considera que la comunicación del 28 de diciembre "debe entenderse como una puesta en conocimiento de cese material de la operación y de la intención de cesar la explotación". Sin embargo, el Pleno del CSN añade que mientras no se declare como tal por el Ministerio, "no tendrá los efectos jurídicos correspondientes al cese".

Esto implica que, por lo tanto, que la planta seguirá sujeta a los requisitos de la autorización vigente (documentos oficiales de explotación e ITC del CSN), "no existiendo cambio alguno en este sentido, de la situación jurídica de la planta, hasta que se produzca el acto administrativo de declaración de cese".

En este contexto, en la reunión del Pleno del CSN de este jueves, se ha acordado que la secretaria general eleve en el plazo de dos meses, un informe sobre el cumplimiento de los límites y condiciones impuestos en la autorización de explotación vigente, a la central nuclear Santa María de Garoña, así como de las Instrucciones Técnicas Complementarias (ITC) emitidas por el CSN, tanto las asociadas a la explotación como las asociadas a las pruebas de resistencia y los compromisos del titular de dicha central, tras la parada y descarga del combustible del reactor efectuada en diciembre pasado.