El CSKA parte como favorito en un clásico del baloncesto europeo

El CSKA Moscú, tradicional aspirante al cetro europeo que solo se ha perdido una Final Four en los últimos doce años, afronta como favorito la primera semifinal que disputará este viernes (18.00/C+Deportes) frente al Maccabi Electra Tel Aviv.

 

FICHA TÉCNICA


CSKA MOSCÚ: Teodosic, Weems, Hynes, Khryapa y Krstic --posible cinco inicial--; Pargo, Kaun, Jackson, Fridzon, Micov, Vorontsevich y Zozulin.

MACCABI ELECTRA: Ohayon, Smith, Tyus, Blu y Schortsanitis --posible cinco inicial--; Rice, Zizic, Landesberg, Hickman, Ingles, Pnini y Harari.

PABELLÓN: Mediolanum Forum.

HORA: 18.00/C+Deportes.

Pese a que cada temporada retorna a la Final Four con precisión casi matemática, el CSKA, segundo equipo más laureado del continente -seis títulos- solo por detrás del Real Madrid, encadena seis años sin alcanzar la gloria europea, incluidas derrotas en la finales de 2009 ante el Panathinaikos y de 2012 frente al Olympiacos, que le remontó 19 puntos en los últimos 12 minutos de un partido histórico.


Ahora, el equipo moscovita inicia su enésimo asalto al trono europeo de la mano del último entrenador que cumplió el objetivo, Ettore Messina. Antes de marcharse al Real Madrid, el italiano conquistó las dos últimas Euroligas del CSKA en los años 2006 y 2008, en ambos casos batiendo en la final precisamente al Maccabi.

Esos precedentes favorables se extienden a la presente temporada, en la que el equipo ruso sumó sendas victorias en el 'Top 16', con paliza en casa (100-65) y peleado triunfo a domicilio (76-81). Con una plantilla plagada del talento que aportan Sonny Weems, Milos Teodosic, Nenad Krstic o Kyle Hynes, quien aspira a su tercera Euroliga consecutiva tras triunfar en el Olympiacos, el CSKA quiere cumplir el pronóstico y meterse en la final donde toparía con un rival español.

Sin embargo, el Maccabi, que viene de despachar en cuatro partidos al EA7 Armani Milan, cuenta con argumentos para plantar cara empezando por el banquillo con David Blatt. El técnico israelí-estadounidense fue seleccionador ruso durante seis años y conoce perfectamente a varios activos de su rival como Victor Khryapa, Vitaly Fridzon o Sasha Kaun.

El club macabeo, que ha perdido dos finales desde que conquistó su quinta corona continental en 2005, cuenta con el poderío en la pintura de Sofoklis Schortsanitis -máximo anotador por minuto jugado en esta Euroliga- y el poderío anotador de Ricky Hickman, Joe Ingles o Alex Tyus.