Tribuna mini Saltar publicidad
Cartel definitivo iberian file

El CSI-F pide a la Junta que vuelvan los comedores propios

comedores

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios reclama a la Junta una vigilancia más exhaustiva porque ya no se puede hablar de incidentes aislados. 

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSI-F) ha instado a la Junta a que ponga todos los recursos de control y de inspección que tiene, "para vigilar de manera exhaustiva" el servicio externalizado de comida en los comedores escolares, y "garantizar la calidad de los alimentos que se sirven a los escolares con el sistema de línea fría", para que no se repitan incidentes como los producidos días atrás en Segovia y Palencia, además de los anteriores de León.

 

CSI-F insiste en que ya no se puede hablar de episodios aislados en las incidencias de los alimentos en mal estado que se ofrecen a los escolares, "sino que los problemas se están repitiendo con demasiada frecuencia", lo que lleva a la responsable de Enseñanza de CSI-F de Castilla y León, Isabel Madruga, a reclamar -una vez más- la recuperación de los comedores escolares con personal propio.

 

"A estas alturas, ya nadie duda de que la calidad de los alimentos cocinados en los propios comedores escolares es mucho mejor, frente a la comida que lleva congelada dos semanas, que además tiene más peligros sanitarios", remarca Madruga.

 

El aumento de las personas que intervienen en la preparación de los alimentos, del número de procesos y del transporte de las comidas a los centros, si en alguna de sus fases no se realiza con la diligencia debida, puede provocar problemas de salubridad en las comidas que se sirven a los escolares, advierte CSI-F.

 

VIGILANCIA EXHAUSTIVA 

 

La legislación que regula la preparación y conservación de platos preparados es clara y exigente, pero el sindicato exige que la Administración, a través de la Inspección de Sanidad, ejerza una vigilancia exhaustiva de este servicio a los escolares, remarca CSI-F.

 

Este sindicato independiente también valora que los comedores propios resultan más sostenibles, porque evitan los gastos de congelación y de transporte, propician la utilización de productos más frescos, y además generan más empleo.

 

Por todo esto, CSI-F reclama a la Junta que "vuelva a los comedores escolares propios, porque las familias lo prefieren y les da tranquilidad, porque la calidad de los productos y de la elaboración es mayor, y porque los sabores también son mejores. Pensemos qué preferiríamos para nosotros mismos".