El CSD no entiende a la RFEF y denuncia "intereses espurios"

Miguel Cardenal Angel Maria Villar

Exige al ente dirigido por Ángel María Villar "no confundir a deportistas, clubes y aficionados con falsas reivindicaciones.

El Consejo Superior de Deportes (CSD) mostró su sorpresa tras el "cambio de actitud" de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) y la Asociación de Futbolistas Españoles (AFE), que decidieron ir a la huelga en todas las competiciones, con carácter indefinido, a partir del 16 de mayo por su desacuerdo con el Decreto Ley sobre los derechos audiovisuales del fútbol aprobado por el Gobierno el pasado 30 de abril.

 

El Consejo, además, denunció los "intereses espurios" de la Federación a través de un comunicado donde explicó su postura y las mejoras que supondrá este nuevo Decreto. Además de considerarlo un "logro histórico", el CSD recordó a la RFEF que se trataba de una "exigencia unánime" durante más de 20 años para "reducir los ratios diferenciales entre clubes".

 

"Este decreto garantiza que el fútbol español pueda alcanzar cotas de explotación, de rentabilidad y sostenibilidad impensables hasta ahora. (...) Este nuevo acuerdo permitirá un incremento de la masa salarial repartida por los clubes que, en el caso de la Segunda División, verá duplicados los porcentajes que ahora percibía", ejemplificó.

 

"Los clubes de Primera división femenina y los de Segunda B se aseguran unos ingresos de cinco millones de euros al año. En un escenario económico prudente se recaudarán más de 1.000 millones de euros, que los clubes vienen destinando en casi un 70% a sueldos y retribuciones de jugadores", justificó el CSD.

 

PIDE A VILLAR ALTURA DE MIRAS

 

Por este motivo, el CSD pidió a la RFEF "altura de miras" por las consecuencias reales que traerá dicha norma y exigió al ente dirigido por Ángel María Villar "no confundir a deportistas, clubes y aficionados con falsas reivindicaciones, que no hacen más que ocultar verdaderos intereses espurios, a todas luces inconfesables".