El crucero más grande del mundo dejará cuatro millones en Barcelona en 2014

El Oasis of the Seas llegará a Barcelona en 2015

El 'Oasis of the Seas', el crucero más grande del mundo, llegará a Barcelona en 2014 y sus pasajeros gastarán una media de 114 euros por persona y día en cada una de sus tres expediciones --30 euros en el caso de la tripulación--, lo que supondrá un impacto de cuatro millones de euros para la ciudad de Barcelona.

Así lo ha anunciado este miércoles en rueda de prensa el presidente del Puerto de Barcelona, Sixte Cambra, quien ha añadido que a esta cantidad hay que sumar el negocio generado por el aprovisionamiento del barco --como agua, carburantes y alimentos--, los otros servicios y tasas portuarias --cuyo coste total ronda el medio millón de euros--, y los beneficios del "impacto mundial" que tendrá para la imagen de la ciudad.


"La llegada del 'Oasis of the' Sea es un hecho muy importante y reafirma el futuro turístico del Mediterráneo", ha asegurado Cambra, quien ha destacado la buena salud del puerto de la capital catalana.

La directora general de Royal Caribean en España y Francia, Belén Wangüemert, ha recordado que la previsión es que 37.000 pasajeros pasen por Barcelona en las operaciones de 'touraround' del barco --inicio y final de viaje-- en sus tres días de escala, con salidas previstas para los días 13, 18 y 23 de septiembre.

"Será un acontecimiento estelar en la industria del crucero", ha asegurado Wangüemert, quien ha abierto la puerta a que en los siguientes años vuelvan a traer a Barcelona otros barcos de características similares y que cuenten con una programación más extensa.

En esta línea, ha recordado que la decisión de traer el 'Oasis of the Seas' a la capital catalana ha venido a raíz de que tuviera que venir a Europa para realizar tareas de mantenimiento, y ha anunciado que el Allure of the Seas --"el hermano del Oasis"-- también vendrá en 2015 para someterse a una revisión técnica.

Los billetes --que cuestan entre 700 y 800 euros-- ya están disponibles para los socios del club de fidelidad de Royal Caribbean, y su directora general ha asegurado que "se están vendiendo a muy buen ritmo", sobre todo a turistas nacionales, de Europa y de Estados Unidos.

Wangüemert ha afirmado que, además de por sus dimensiones, el barco es "único" por su oferta de actividades y soluciones técnicas, como el parque con más de 12.000 plantas naturales que llegan a un anfiteatro acuático al aire libre y los dos simuladores para practicar surf.

Además, contará con un espectáculo de saltos de trampolín, con dos pistas de hielo para patinar y con representaciones del musical Chicago, de Broadway.

Dado el gran volumen de viajeros que llegarán al Puerto --6.300 pasajeros y más de 2.300 tripulantes por trayecto--, está previsto que sean dos terminales, la A y la B, las que den servicio simultáneamente al 'Oasis of the Seas', lo que repercutirá en "una mayor comodidad y agilidad de las operaciones".