El CPLV paga su mal inicio y se queda sin Copa del Rey

Los jugadores de ambos equipos se saludan al terminar el partido.

Un mal comienzo lastra al equipo de Valladolid que no pudo con el anfitrión, Espanya (6-0)

 

ESPANYA: Martin Antala, José Luis Carrillo, Miquel Cabalin, Albert Tomás, Jean Paul Bejarano, Borja García, Fernando Serrano, Francisco Serrano, Nejc Sotlar, Andreu Tomás, Eduard Cabalin, Iván Mesa, Guillermo Obrador, Albert Tomás, Liam Williams y Gabriel Mora (p.s.).

 

CPLV: Alberto Sánchez, Andrés Portero, Adel Saber, Rubén Herrero, Olmo Ercilla, Dani Collantes, Marcos Pérez, Alex Fernández, Juan Escudero, Alejandro Herrero, Álvaro Lobo, David Pérez, Guillermo Jiménez y Nacho Pelayo (p.s.).

 

Goles: 1-0 (m. 1). Serrano. 2-0 (m.1). Serrano. 3-0 (m. 27). Carrillo. 4-0 (m. 31). Bejarano. 5-0 (m. 34). Bejarano. 6-0 (m. 36). Bejarano. 

Un mal comienzo acabó con todas las opciones del CPLV de alzarse con su octavo título de la Copa del Rey, el trofeo que más veces ha visitado las vitrinas del club, en la final de Palma de Mallorca. El Espanya, gran dominador esta temporada, logró perforar la portería de Alberto Sánchez en sus dos primeros acercamientos en apenas 60 segundos, algo que no estaba en el guión de un conjunto que había dado la machada el sábado al eliminar contra todo pronóstico al Rubí catalán. Ese arranque fue una losa que a la larga pesó, sobre todo en la segunda mitad.

 

El cuadro pucelano, sin Ángel Ruiz en la banda al haber viajado a Barcelona con las Panteras, se medía en la final de la XII Copa del Rey al principal favorito para hacerse con el título, un Espanya que prácticamente ha ganado todos sus partidos esta temporada y que en su imponente pista (a pesar de que este fin de semana ha presentado una floja entrada, lejos de lo que un evento de este tipo suele presentar) es imbatible. El cuadro de Canterac se encontró con ese comienzo y con un 2-0 en el primer minuto. Así, al CPLV le tocaba buscar de nuevo la machada, como en semifinales, pero en esta ocasión se topó en sus acercamientos con el portero eslovaco Martin Antala, que en estas ocasiones se crece.

 

La primera parte fue de quiero pero no puedo. Los vallisoletanos querían ir a por la remontada, pero Espanya estaba muy cómodo y se defendía bien. Así que tocaba intentarlo en la segunda, pero ahí los mallorquines hicieron valer el factor cancha, con rápidas contras en momentos puntuales para acabar con un doloroso 6-0.

 

Con todo, el CPLV cierra una temporada complicada, por primera vez sin fichajes y con toda la plantilla plagada de canteranos, con un balance positivo, al acabar tercero en Liga y subcampeón de Copa.