El CPLV empieza con fuerza en Canterac

Rubén Herrero y Guille Jiménez persiguen la pastilla. TRIBUNA

El equipo vallisoletano se impuso con solvencia al Metropolitano (8-3).

Ficha técnica:

 

CPLV: Alberto Sánchez, Andrés Portero, Rubén Herrero, Olmo Ercilla, Marcos Pérez, Adel Saber, Dani Collantes, Juan Escudero, Alejandro Herrero, Guillermo Jiménez, Álvaro Lobo, David Pérez, Alfonso Velasco y Nacho Pelayo.

 

Metropolitano: Petric, A. Aguirre, Arpón, Bracek, Carcamo, Cortabitarte, Stephan Davis, Díaz, Fraile, Gavila, Gayoso, Olasagasti y Saldaña.

 

Goles: 1-0 (m. 4). Dani Collantes. 2-0 (m. 8). Guillermo Jiménez. 3-0 (m. 8). Marcos Pérez. 3-1 (m. 9). Díaz. 4-1 (m. 13). Guillermo Jiménez. 4-2 (m. 22). Bracek. 5-2 (m. 23). Marcos Pérez. 6-2 (m. 34). Adel Saber. 6-3 (m. 45). Fraile. 7-3 (m. 48). Guillermo Jiménez. 8-3 (m. 50). Rubén Herrero.

 

Incidencias: 500 espectadores en Canterac. El conjunto del CPLV lució una banda rosa en sus cascos en apoyo a la lucha contra el cáncer de mama.

El CPLV quiere que el polideportivo de Canterac sea un fortín esta temporada. Y en su primera oportunidad ante su afición lo ha demostrado. El conjunto vallisoletano, que llegaba tras empatar en la primera jornada en Las Palmas, sumó su primera victoria como local ante el Metropolitano. Con solvencia, buenos minutos y velocidad. Porque esta temporada, los pupilos de Ángel Ruiz quieren recuperar la alegría en su juego, con constantes rotaciones y oportunidades para todos. Y esa la aprovechó en esta ocasión Guillermo Jiménez, con un triplete gracias a la generosidad de sus compañeros.

 

Ante el Metropolitano, conjunto que, pese a perder en su primer envite con Espanya, mantiene un bloque con muchos extranjeros, los vallisoletanos comenzaron con paso firme, anotando el primero en una combinación de jóvenes: Alejandro Herrero (Xogo), Álvaro Lobo y finalización de Dani Collantes.

 

No habían transcurrido aún cuatro minutos y el CPLV mostró lo que quiere que sea este año. Guillermo Jiménez y Marcos Pérez hicieron el segundo y el tercero en el 8, aunque una expulsión de los locales la aprovecharon los vizcaínos para poner el primero en su cuenta. Guillermo Jiménez hizo el segundo de su cuenta y David Pérez puso el 5-2 del descanso. El Metropolitano solo inquietaba en superioridad. Así era cuestión de disfrutar. Y los 500 aficionados que se dieron cita lo siguieron haciendo en la segunda parte.

 

Primero con un tanto de Adel Saber a la contra y con uno menos sobre la pista y luego con la presencia de Nacho Pelayo en la portería. Para rematar con el triplete del joven Guille y el octavo de Rubén Herrero. Fiesta en Canterac en el primer encuentro en casa.