El CPLV acaba la fase regular con sabor agridulce

Una acción del partido masculino ante el Castellón. PELAYO

Las Panteras cayeron en la pista del Tres Cantos (7-1) y terminan cuartas. El conjunto masculino ganó al Castellón en Canterac (7-1). Ambos se medirán al Rubí en el play off.

 

El CPLV cerró la fase regular de la Liga Elite con sabor agridulce. Dulce con el triunfo del conjunto masculino en Canterac ante el HC Castellón (7-1), a pesar de ello no cambia su tercera posición final. Agrio con la derrota de las Panteras en su visita a Tres Cantos (7-1), que las lleva a acabar en la cuarta plaza cuando tenían opciones de ser segundas y, con ello, contar con el factor campo a favor en la primera eliminatoria del play off. Se da la circunstancia de que tras este sábado, ambos se verán las caras en la lucha por el título con el Rubí catalán, vigente campeón tanto de la Liga Elite masculina como femenina.

 

En casa, los vallisoletanos dieron buena cuenta de la ONU que es el Castellón, con jugadores italianos, ingleses, fineses o brasileños. El CPLV quería vengarse deportivamente hablando de la derrota en tierras del Mediterráneo en la primera vuelta y a los cuatro minutos ya mandaba, gracias a un tanto de Juan Escudero, con asistencia de Olmo. El dominio local fue abrumador y al descanso, Rubén Herrero ya había anotado un triplete y Marcos Pérez había colaborado en el 5-0. Las ganas de los pucelanos no acabaron ahí y Guille Jiménez, tras ser excluido, marcó el sexto nada más pasar sus dos minutos ‘de descanso’. El triunfo ya no peligraba y con minutos para todos, la goleada la redondeó el juvenil David Rodríguez a tres minutos para el final. Kivila hizo el tanto del honor del Castellón en la última jugada del partido. Los vallisoletanos finalizan terceros la fase regular y se medirán al Rubí, con el factor pista a favor de los catalanes.

 

Mientras, las Panteras, que estaban con la moral por las nubes tras convertirse en las primeras en ganar al líder esta temporada, sufrieron una dolorosa derrota en la siempre complicada pista del Tres Cantos. Vallisoletanas y madrileñas jugaban algo más que un partido. Las dos podían acabar segundas o cuartas. Y no fue el día de las vallisoletanas. Ni en ataque, con casi 50 lanzamientos, ni en defensa y portería. Apenas habían pasado tres minutos y ya perdían. Y a los 7, el marcador era ya de 3-0. Pese al tanto de Alicia González y al hecho de llegar al descanso con ese 3-1, el conjunto femenino del CPLV no se encontró nunca a gusto, cediendo al final por un claro 7-1. Marcador que hace que acabe cuarta la Liga regular y se mida, al igual que el cuadro masculino, al Rubí y con el factor campo en contra.