El Corte Inglés avanza en su colaboración con ACNUR para escolarizar a niños refugiados

El Corte Inglés comienza hoy una campaña por la que donará parte de las ventas de la firma de moda femenina 'Fórmula Joven' al proyecto de ACNUR 'Educa a un niño' para ayudar a escolarizar a niños refugiados. 

El Corte Inglés colabora por segundo año consecutivo con el proyecto 'Educa a un niño' de la Agencia de la ONU para los Refugiados (ACNUR) con el fin de ayudar a escolarizar a niños refugiados. Por ello inicia hoy una campaña de la mano del Comité español de ACNUR, que se extenderá hasta el próximo 15 de octubre por la que se donará al programa Educa a un niño parte de las ventas de la firma de moda femenina Fórmula Joven.

 

La compañía refuerza así su apoyo a este proyecto de ACNUR, que lucha por la educación de estos niños que han huido de sus países por la guerra, la persecución o la violación de derechos humanos.
Esta iniciativa forma parte del acuerdo marco del convenio de colaboración firmado entre El Corte Inglés y el Comité español de ACNUR, por el que la compañía se ha comprometido a impulsar por diversos canales el programa 'Educa a un Niño' durante tres años. El objetivo es escolarizar a 1 millón de niños en educación primaria y está vinculado a 12 países: Chad, Etiopía, Kenia, Ruanda, Sur Sudán, Uganda, Siria, Irán, Pakistán, Yemen, Malasia, Sudán.

 

Asimismo, se ha realizado un vídeo que refleja el trabajo que realiza ACNUR en las escuelas donde estudian niños refugiados de Uganda, uno de los 12 países donde se desarrolla este proyecto. Se trata de testimonios de niños y educadores que trabajan día a día en estos asentamientos de refugiados. El vídeo se puede ver en todos los centros de El Corte Inglés a nivel nacional desde hoy y hasta el próximo 15 de octubre. Además, se proyectará en la gran pantalla de El Corte Inglés de Callao y estará colgado en las redes sociales

 

El 51% de los refugiados son niños y por ello ACNUR trabaja especialmente con estos colectivos para intentar darles una educación y un futuro en sus respectivos países de acogida. Con 20 euros, un niño refugiado podría ir a la escuela por primera vez. Esto le permitiría empezar su educación, incrementar sus posibilidades de autosuficiencia en el futuro y cuidar de sí mismo. Con la aportación de El Corte Inglés, ACNUR podrá conseguir que 2.000 niños vayan a la escuela por primera vez.

 

Esta iniciativa se enmarca dentro de la política de compromiso y cercanía con la sociedad que El Corte Inglés mantiene desde sus orígenes y que lo vincula a diversas acciones sociales.