El controlador de la ORA se ratifica en que Gago se encontraba en "actitud de espera" tras el tiroteo a Carrasco

Guerrero a la salida de los  juzgados de León

El controlador de la ORA que se encontró con Raquel Gago, la agente imputada por el crimen de Isabel Carrasco, momentos después del tiroteo que causó la muerte a la que era presidenta de la Diputación de León ha mantenido que Gago se encontraba junto su coche "en actitud de espera".

Así lo ha manifestado este testigo, que ha ratificado su primera declaración, en la que aseguró que mientras estaba hablando con Raquel Gago, otra de las imputadas, Triana Martínez, depositó en el vehículo un bolso en el que supuestamente después apareció el arma homicida.

El testigo ha asegurado que Raquel Gago se encontraba "en actitud de espera" y que continuó en esa misma actitud cuando él ya se disponía a abandonar el lugar.

Los Juzgados leoneses han acogido este jueves también las declaraciones de dos testigos más, ambas amigas de Raquel Gago.

La primera de ellas ha manifestado ante la jueza que días antes de que se encontrara el arma con el que presuntamente fue tiroteada Isabel Carrasco, ella viajó en la parte de atrás del coche de Raque Gago, pero que no vio el bolso en el que después apareció la pistola, según han iexplicado fuentes cercanas al caso que han presenciado las declaraciones de los testigos.

La policía local imputada ha mantenido desde el primer momento que no entregó la pistola a la Policía hasta pasadas 72 horas del tiroteo que costó la vida a Isabel Carrasco el pasado 12 de mayo porque desconocía que se encontrase en el interior de su vehículo.

Además, también ha sido llamada como testigo otra amiga de la policía local, que estaba presente en el momento en el que RaqueL Gago asegura que encontró el arma en su vehículo, y ha manifestado que la agente mostró sorpresa ante el hallazgo del arma de fuego.

Estas tres pruebas testificales han sido solicitadas por la defensa de Raquel Gago con el objetivo de demostrar la inocencia de su defendida.

En este sentido, el abogado de la agente, Fermín Guerrero, ha asegurado que se encuentra "satisfecho" con estas declaraciones y que espera que su defendida "salga pronto en libertad". Además, ha explicado que los tres testigos han aportado "matizaciones siempre favorables a la versión de la inocencia de Raquel".

Raquel Gago permanece ingresada en el centro penitenciario de Mansilla de las Mulas, en régimen de prisión provisional a espera de juicio.

En esas mismas instalaciones continúan internas Montserrat Gutiérrez, autora confesa del crimen, y su hija Triana Martínez, también imputada en la muerte de Carrasco.