El Consejo Social UVA aboga por primar especialización y calidad sobre número de títulos

El Consejo Social de la Universidad de Valladolid (UVA) ha abogado por primar la especialización y la calidad en los títulos impartidos en las universidades de Castilla y León sobre la cantidad, así como reorganizar el catálogo y mapa de titulaciones para adecuar esta oferta a la empleabilidad de los alumnos.

Así se señala en el documento 'Reflexiones sobre la oferta de titulaciones en la UVA', que ha presentado este martes el presidente del Consejo, Gerardo Gutiérrez, el cual ha defendido que sea la Consejería de Educación de la Junta de Castilla y León la que lidere este proceso.

 

En declaraciones recogidas por Europa Press, Gutiérrez ha apostado por que las universidades den prioridad a la especialización en lugar de querer ofrecer gran cantidad de títulos. Asimismo, ha defendido extender el modelo de límite de plazas, como el existente en Medicina, a otras carreras cuya demanda es "muy superior a sus salidas profesionales".

 

Para defender este punto, el presidente del Consejo Social de la UVA ha desvelado que un año después de su graduación, sólo uno de cada seis alumnos tiene un empleo relacionado con su formación universitaria, mientras que otro trabaja en algo no relacionado y cuatro se encuentran en el paro. Cuatro años después, dos de cada seis siguen en el paro, frente a otros dos que cuentan con un puesto de trabajo vinculado a su titulación y otros dos con otro tipo de empleo.

 

Por ello, Gutiérrez ha lamentado que en las universidades se forme a "gran cantidad de titulados no absorbibles por el mercado laboral", si bien ha reconocido que esto "no ocurre en todos los casos", ya que hay carreras "con una alta empleabilidad" que ha abogado por potenciar entre los alumnos, para lo que ha defendido un trabajo de orientación desde el Bachillerato.

 

CAMPUS PERIFÉRICOS

 

Por otro lado, ha defendido el mantenimiento de los campos periféricos de las universidades, que en el caso de la UVA son los de Palencia, Segovia y Soria, algo sobre lo que "no hay vuelta atrás" dado su "impacto" en la economía local.

 

Asimismo, el documento --aprobado de forma unánime por los 30 miembros que integran el Consejo Social-- ahonda en la "necesidad" de establecer un modelo académico "estable" basado en "acuerdos importantes" de todos los agentes implicados, "no sólo políticos", al tiempo que ha criticado las continuas modificaciones. Al hilo de esto, ha señalado la "incertidumbre" que genera que el modelo actual, implantado hace cinco años, "vuelva a estar en cuestión".

 

Otro de los aspectos que recoge el estudio, que ha tenido una "acogida favorable" por parte de la Consejería de Educación en palabras de Gutiérrez, son que los planes de estudio no estén confeccionados desde los propios departamentos "a su imagen y semejanza", sino que colegios profesionales y organizaciones sindicales y empresariales puedan emitir también su opinión al respecto; que se establezca la "primacía de los mejores", y que se promueva la "capacitación transversal de los alumnos".

 

Para llevarlo a cabo, el Consejo Social de la UVA propone la creación de grupos de trabajo impulsados por ésta y sus entidades homólogas del resto de universidades públicas de Castilla y León, la elaboración de un protocolo de actuación ante nuevas solicitudes de títulos y la fusión de centros y titulaciones cuando así lo aconsejen "razones de eficiencia y excelencia".

 

El Consejo Social de la Universidad de Valladolid es el órgano de participación de la sociedad en el gobierno de dicha Institución académica, integrado por representantes del Alma Máter y personalidades de la vida cultural, profesional, económica, laboral y social. Sus actividades se centran fundamentalmente en el ejercicio de las competencias que tienen legalmente atribuidas y en la promoción de iniciativas tendentes a fomentar las relaciones entre universidad y sociedad.