El Consejo de las Artes espera ver la luz en junio para debatir sobre el futuro cultural de Valladolid

Ana Redondo en una rueda de prensa en el Ayuntamiento de Valladolid. DANI RODRÍGUEZ

La concejal de Cultura, Ana Redondo, asegura que el Presupuesto de 2016 "mantiene lo importante" y pondrá de manifiesto que su compromiso con esa transformación "es real".

La concejal de Cultura y Turismo del Ayuntamiento de Valladolid, Ana Redondo, ha apostado por que el Consejo de las Artes, cuya creación se anunció tras la conformación del nuevo equipo de Gobierno municipal, esté constituido en el primer semestre de 2016 de modo que pueda comenzar a analizar y debatir, junto a los representantes del sector, sobre el modelo cultural que se quiere para Valladolid.

 

En una entrevista concedida a Europa Press, Redondo ha recordado la ubicación del Consejo de las Artes (también se contempla otro para el ámbito turístico) en el Plan de Acción Sociocultural Multinivel, marco en el que se convierte en una "cuestión clave" ya que "gobernar con la ciudad, con los ciudadanos y con los sectores implicados es esencial".

 

De este modo, se trabaja para que en el primer semestre del año 2016 pueda estar funcionando y haciendo "una labor de discusión, de análisis y de debate" de lo que se quiere que sea la cultura en la ciudad, según Redondo, quien busca en la "construcción y apoderamiento" de esos consejos el que puedan compartir con el Ayuntamiento "los liderazgos y las actividades culturales" que se pondrán en marcha a partir del Presupuesto aprobado para 2016.

 

Tras insistir en que no entiende "otra forma de gobierno" que la de "acompañamiento con los sectores implicados" y la del planteamiento de los grandes proyectos de la ciudad "de abajo a arriba", la edil de Cultura destaca la "gran intensidad" que ha caracterizado su primer semestre al frente del cargo, tiempo dedicado a conocer "todo lo que mueve una Concejalía" y, en el caso concreto de la suya, el trabajo de cada una de las entidades y fundaciones que dependen de ella y que conforman "un conglomerado muy extenso" que ha conocido "en profundidad".

 

En ese periodo de tiempo, recuerda, se ha puesto en marcha el mencionado Plan Sociocultural a fin de "encauzar" toda la actividad que se desarrolla y propiciar el "crecimiento cultural" de la ciudad desde lo básico, el "nivel de cultura de cercanía", hasta la excelencia, mediante la construcción del necesario tejido cultural.

 

"Nos hemos dado cuenta de que hay grandes profesionales en las distintas artes que, llegado un momento, no tienen forma de avanzar en sus proyectos profesionales y ahí debe de haber un impulso, una ayuda y un acompañamiento desde el Ayuntamiento", recalca Redondo, quien ha explicado además que en ese primer trimestre de trabajo se han tratado de conciliar "dos cosas esenciales": los grandes eventos "que la ciudad ha sabido mantener y apuntalar" y que se situaban en el corto plazo, y la proyección de un modelo "más ambicioso" a medio y largo plazo.

 

"GENERAR TEJIDO CULTURAL"

 

Tras señalar, en el primer caso, que existe la "obligación" de "mantener, mejorar, enriquecer y gestionar con los sectores" las grandes actividades culturales, Redondo vuelve a la apuesta a largo plazo, que pasa por "enraizar la cultura y extenderla a todas las zonas de la ciudad" para, de este modo, generar un tejido cultural "de tal manera que el talento, la creatividad y la potencia, de la que hay tanta, tenga los eslabones que se requieren para proyectarse fuera, para que haya carreras profesionales y artísticas que se puedan proyectar fuera".

 

Consciente de que la maquinaria de la administración es "bastante más lenta" de lo que, confiesa, le gustaría y que eso, junto a algunas situaciones imprevistas como la vinculada a la celebración de Pingüinos, ha ralentizado algunas de las reformas que hubieran querido impulsar "con más agilidad", la responsable municipal de Cultura se muestra "convencida" de que a lo largo del año 2016 llegarán los frutos.

 

"El nuevo presupuesto mantiene lo importante pero genera nuevas expectativas y vamos a poder demostrar que nuestro compromiso con esa transformación es real", incide antes de referir, en el marco de esa misma reestructuración en la que se trabaja en los últimos meses, la creación de un "pequeño equipo muy profesional" dedicado a la búsqueda y captación de patrocinios que permitan ser "más ambiciosos" en lo que a la actividad cultural se refiere.

 

Convencida de que esa colaboración público-privada es muy beneficiosa" para ambas partes, Ana Redondo recuerda que aunque ya hay empresas que participan de manera "muy activa" en la actividad cultural de Valladolid, "con una colaboración muy estrecha y patrocinio permanente", "quizá" se pueda organizar mejor por lo que, junto con el Plan, se presentó "una necesaria reestructuración de gestión, administrativa y de recursos" en la que se enmarcas la puesta en marcha de ese equipo humano de "relaciones con las empresas".

 

El objetivo radica en la búsqueda de patrocinios de modo que la Concejalía pudiera tener una "perspectiva anual" de los recursos con los que cuenta y las actividades a las que benefician. "Por el cambio legislativo, hay empresas que pueden estar muy interesadas en hacer esa labor de mecenazgo, de patrocinio", invita.