El Consejo de la Juventud de Valladolid ampliará el número de asociaciones pese a los recortes

Jorge Molina Merino.

El Consejo Provincial de la Juventud de Valladolid ampliará durante este 2013 el número de asociaciones que lo integran con la apertura de dos nuevas organizaciones en Esguevillas de Esgueva y Villanueva de Duero, a las que espera sumar una tercera en Mojados. La sede del Consejo se traslada de Valladolid a Arroyo de la Encomienda.

Así lo ha explicado su presidente, Jorge Molina Merino, en una entrevista concedida a Europa Press en la que ha destacado esta ampliación "a pesar de los recortes" que afectan "a toda la sociedad" y que en el caso del Consejo "se han dejado sentir especialmente".

 

En este sentido, ha recordado que sólo la aportación que recibe de la Diputación ya se redujo en este año "un 50 por ciento", una disminución de ingresos que ha obligado, entre otras cosas, a prescindir de su sede en la capital y trasladarla a Arroyo de la Encomienda.

 

Precisamente, Molina Merino ha apostado por "no escatimar en políticas de juventud", ya que es "una inversión" y ha defendido la "optimización de recursos" por delante de la "austeridad".

 

Al margen del convenio con la Diputación, el Consejo se financia a través de las cuotas de las organizaciones integrantes y de las transferencias del Consejo de la Juventud de Castilla y León a proyectos concretos. En cuanto a esto último, Molina Merino ha destacado la colaboración existente entre las distintas provincias, de modo que si alguna pierde la ayuda en favor de una iniciativa de otro consejo, éste "suele invitar" al primero "para que los dos se beneficien".

 

En cualquier caso, ha abogado por un "mayor esfuerzo" para mantener la actividad de su organización a pesar de estas dificultades económicas, aunque lo "fácil" sea "no hacer nada y dejarlo todo de lado". Así, ha animado a los jóvenes a "seguir quejándose" contra la actual situación en la que "pagan justos por pecadores", pero también a "pasar a la acción" y trabajar por "mejorar el entorno".

 

BALANCE DEL PRIMER SEMESTRE

 

Jorge Molina Merino ha realizado balance de sus primeros seis meses al frente del Consejo Provincial de la Juventud, desde que fuera elegido en diciembre del pasado año, un semestre en el que ha destacado el "contacto" promovido con otras organizaciones.

 

En lo que se refiere a este tipo de eventos, ha ensalzado el aspecto "formativo" de los mismos, en los que se pretende "despertar inquietudes" y desarrollar la "creatividad" de los jóvenes a través de actividades de ocio y tiempo libre.

 

Como actividades previstas en el horizonte, el presidente ha avanzado la celebración de un encuentro de jóvenes artistas para "poner en valor" su capacidad creativa, "revalorizar su trabajo" y "hacer que se sientan útiles".

 

Todo ello derivará en una exposición itinerante que tendrá su primera parada en Arroyo durante el mes de junio pero que pretende recorrer toda la provincia.

 

Asimismo, el Consejo prepara un proyecto enmarcado dentro del programa 'Juventud en Acción', en virtud del cual se acogerá al Servicio de Voluntariado Europeo, con el objetivo de recibir jóvenes foráneos que vengan a realizar un voluntariado y enviar vallisoletanos fuera para desempeñar esta labor en otros países.

 

TRAYECTORIA

 

Socio Fundador de la Asociación Juvenil de Pedrajas de San Esteban, Molina Merino fue vocal del Consejo Provincial antes de convertirse en presidente. También ha ocupado durante varios meses una vocalía del autonómico, una "experiencia muy gratificante" porque le ha permitido "conocer su funcionamiento", que está "a otro nivel".

 

Cuando acabe su mandato, dentro de dos años, este joven licenciado en Publicidad y Relaciones Públicas no sabe si optará o no a la reelección, aunque ha mostrado su deseo de mantener su "granito de arena" de forma "desinteresada", ya que, como ha recalcado, el presidente del Consejo Provincial no percibe ninguna retribución. Tampoco ha descartado dar el salto a la política en un futuro, "siempre y cuando" se identifique con el proyecto.