Tribuna mini Saltar publicidad
Cartel definitivo iberian file

El Consejo de la Agenda Local constata "un avance" en la calidad del aire de Valladolid hasta noviembre

Los refugiados sirios que llegaron a Valladolid llevan desaparecidos desde el 28 de marzo. TRIBUNA

4.500 vallisoletanos han dejado de soportar ruido diurno, con valores de más de 65 decibelios.

El consejo de la Agenda Local 21, presidido por el concejal de Desarrollo Sostenible, Jesús Enríquez Tauler,  ha informado de  "un avance" en la calidad del aire durante los once primeros meses de 2013, que confirma que no se han superado los valores límite de los parámetros medidos en ninguna de las estaciones de Valladolid.

 

Las mediciones efectuadas en material particulado, óxido de azufre y óxido de nitrógeno reflejan que todas las estaciones "han cumplido" los valores de los requisitos legales vigentes, así como las recomendaciones efectuadas por la Organización Mundial de la Salud (OMS), que son más estrictas, según han informado fuentes municipales.

  

Respecto al ozono, no se han superado los valores fijados para la protección de la salud de la población, ya que ninguna de las estaciones rebasó en más de 25 veces el valor establecido en el mencionado sentido, aunque sí hubo superaciones en las de Vega Sicilia (11 veces), Puente del Poniente (7 veces) y Valladolid Sur (4 veces).

  

En el caso del monóxido de carbono, no se registraron incrementos por encima del valor máximo establecido diario para la media octohoraria, mientras que en benceno y benzopireno los resultados no superaron en ningún caso el valor límite legal.

  

Enríquez también ha explicado los detalles de la actualización del mapa estratégico del ruido en la capital, documento que incluye nuevos desarrollos urbanísticos que en 2008, año de su redacción, no estaban consolidados, como Los Santos-Pilarica, Pinar de Jalón, Villa del Prado, los polígonos Las Raposas y Jalón, así como la Ronda Exterior Sur.

  

Además, se han introducido novedades en entornos urbanos como la intersección de la Avenida de Salamanca y el puente de García Morato, el eje de las calles Cebadería y Especería, la calle Duque de la Victoria o la Plaza de San Miguel.

  

El grado de afección por el ruido ambiente en la capital, conforme a lo recogido en las tablas estadísticas, ha descendido de forma considerable en el periodo 2008-2012. Así, ahora 4.500 vallisoletanos han dejado de soportar ruido diurno (valores de más de 65 decibelios mañana y tarde), lo que supone un 20 por ciento menos.