El consejero Silván pide perseguir al "malnacido" que "chisca" el monte

Antonio Silván

Pide poder actuar contra el "delincuente", el "criminal" que quema el monte, porque no arde si no se le prende fuego.

El consejero ha hecho un balance de la campaña de lucha contra incendios de 2013, año en el que se produjeron 1.253 incendios forestales, un 52 por ciento menos que el año anterior, con una superficie quemada de 12,680 hectáreas (un 71 por ciento menos), algo que se debió en gran medida a las circunstancias meteorológicas del pasado año. Los fuegos el año pasado se concentraron en Ávila, León y Zamora y la mayoría de los incendios fueron evitables, ya que sólo el 7 por ciento se producen por causas naturales y el 93 por ciento se derivan de la actuación del hombre

 

Además, Silván ha señalado que más de la mitada de los fuegos, el 80 por ciento de los más peligrosos, son provocados de forma intencionada y con un grado de intencionalidad reiterada "año tras año especialmente preocupante en las mismas zonas".

 

Así, el consejero ha señalado la necesidad de actuar contra el "delincuente", el "criminal" que provoca el fuego para que sobre él recaiga todo el peso de la Ley porque "el bosque no arde si no se le prende, se le chisca" y ha advertido de que "potencialmente" estas personas atentan contra las personas y en el caso de Castromil las 47 personas que tuvieron que ser desalojadas lo fueron por "un malnacido que incendió tres veces el monte".

 

Antonio Silván ha defendido la actuación de los integrantes del operativo contra incendios, que considera que está dimensionado en función de la realidad de la Comunidad, y que considera que ha evitado que más conatos (hasta la hectárea de extensión) se convirtieran en incendios forestales, al tiempo que ha insistido en que la culpa es de quien lo provoca.

 

Sin embargo, el PSOE considera que Castilla y León continúa a la cabeza de los incendios forestales cada año mientras se efectúan recortes en prevención y extinción, con 566 trabajadores menos, cuando las estadísticas dicen que los fuegos siguen una progresión geométrica y la "inmediatez" es "vital". Además, la procuradora socialista Ana María Muñoz ha pedido que no se haga "batalla política" de los incendios, algo a lo que ha accedido Silván, quien ha afirmado que escucha a "todos" pero ha afirmado que las decisiones no se toman con planteamientos políticos sino técnicos.

 

Algo en lo que se han mostrado de acuerdo todos los grupos es en lo que ha incidido el 'popular' Alfonso García Vicente, en que la nueva reforma del Código Penal eleve las penas para quienes incendian los bosques. Además, el procurador ha defendido como "política más efectiva y eficaz" que se persiga "sistemáticamente" a estos individuos.

Noticias relacionadas