El Congreso vota hoy una propuesta de Pacto por la Sanidad del PP y UPyD que evite "intereses partidistas" en el SNS

La Comisión de Sanidad y Servicios Sociales del Congreso de los Diputados analizará y votará hoy el informe elaborado por PP y UPyD a raíz de la Subcomisión creada en marzo de 2012 para buscar reformas que permitan garantizar la sostenibilidad del actual Sistema Nacional de Salud (SNS) y que, entre otras medidas, propone un Pacto de Estado por la Sanidad que evite que la sanidad pública sea objeto de "intereses partidistas".

MADRID, 18 (EUROPA PRESS)



El informe no cuenta con el apoyo del resto de grupos, que abandonaron dicho órgano parlamentario en señal de protesta por la reforma sanitaria impulsada por la ministra del ramo, Ana Mato. De hecho, PSOE y La Izquierda Plural han presentado dos votos particulares al informe en el que exigen su derogación como paso previo para alcanzar un acuerdo.

En la propuesta que se debatirá hoy se establece además que dicho Pacto de Estado sea similar al que se alcanzó en materia de pensiones en 1995, el llamado Pacto de Toledo, proponiendo igualmente que el Congreso cree una Comisión de Seguimiento y Evaluación que vele por el cumplimiento de las medidas que consensúe el Ministerio con el resto de agentes del sector.

LA SUBCOMISIÓN ARRANCÓ CON UN ACUERDO UNÁNIME

La actual legislatura arrancó con un acuerdo unánime en materia sanitaria de los principales grupos parlamentarios que, a raíz de una moción presentada por CiU, aprobaron en febrero la creación de una Subcomisión que analizara los problemas estructurales del sistema sanitario, así como las principales reformas que deberían acometerse para garantizar su sostenibilidad.

Sin embargo, la unión apenas duró unos meses ya que la reforma impulsada por el Ministerio de Sanidad en marzo causó malestar en el resto de grupos e hizo que en la primera reunión de esta Subcomisión, celebrada en septiembre, los portavoces de PSOE y La Izquierda Plural abandonaran este órgano al entender que la sanidad en España "había dejado de ser universal".

Un año más tarde fueron los representantes de CiU y PNV los que decidieron abandonar estas reuniones al considerar que el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad estaba aprobando las medidas en solitario y "sin buscar apoyos" de los grupos parlamentarios.

Pese a estas ausencias, durante año y medio la Subcomisión ha celebrado doce reuniones en las que han comparecido más de 20 representantes de los diferentes agentes del sector, como el presidente de la Organización Médica Colegial (OMC), Juan José Rodríguez Sendín; el del Consejo General de Enfermería, Máximo González Jurado; la presidenta de Farmaindustria, Elvira Sanz, o el presidente de la Federación de Asociaciones Científico Médicas de España (FACME), José Manuel Bajo Arenas.

En su informe final, elaborado por PP y UPyD, estos grupos han acordado proponer un Pacto de Estado por la Sanidad que "evite la confrontación partidista y revitalice consensos políticos, profesionales y sociales en torno a la Sanidad como principal pilar del Estado del Bienestar".

GARANTIZAR EL MODELO ACTUAL EN EL FUTURO

Dicho pacto, según argumentan, ha de ser igualmente la base de la planificación y el desarrollo de estrategias que garanticen la viabilidad del modelo asistencial en el presente y en el futuro, y debe ser evaluado y actualizado con periodicidad para asegurar su adaptación a los requerimientos que el sector sanitario presente en todo momento.

Asimismo, también proponen otras medidas como que los profesionales tengan variables en sus retribuciones "en función de lo que se es, se hace y los resultados que se obtienen", para lo que se debería medir su productividad, índices de satisfacción y calidad del servicio prestado; o la puesta en marcha de medidas para garantizar un modelo de financiación "estable y suficiente" y el pago a proveedores, mediante un control de las inversiones realizadas por las comunidades, que son las que tienen transferida las competencias en materia sanitaria.

También proponen agilizar la compensación económica por atención a pacientes entre comunidades y establecer un sistema eficaz de facturación a terceros nacional e internacional; así como desarrollar la colaboración con la sanidad privada "siempre procurando la optimización de los recursos propios del sistema público", entre otras medidas.

PSOE E IU ABREN LA PUERTA AL DIÁLOGO, PERO CON CONDICIONES

A pesar de haber abandonado la Subcomisión, tanto PSOE como La Izquierda Plural presentaron la semana pasada sendos votos particulares al dictamen de la misma, con los que muestran su disposición a "dialogar para llegar a acuerdos", como reconoció José Martínez Olmos, portavoz socialista. No obstante, reconoce que ante el "nulo diálogo" del PP el Pacto está abogado a un "más que probable naufragio".

Sin embargo, en ambas iniciativas los dos grupos piden la derogación de la reforma sanitaria de Mato como condición para lograr acuerdos y llegar a un pacto político.

El PSOE ha elaborado un documento de 20 propuestas entre las que también se pide "recuperar la universalidad de la sanidad pública" y modificar el nuevo sistema de copago para excluir del mismo a pensionistas y pacientes crónicos o con patologías graves o raras.

Esta medida también está incluida en el voto particular de La Izquierda Plural, que además exige que se elimine el copago para los medicamentos dispensados en las farmacias de los hospitales, que ha sido cuestionado por algunas comunidades, incluidas algunas gobernadas por el PP.

Asimismo, reclama la derogación de la Ley 15/97, de 25 de abril, sobre habilitación de nuevas formas de gestión del Sistema Nacional de Salud, que a su juicio "ha dado pie a la privatización del sistema sanitario público". Sobre este punto, el PSOE pide una nueva normativa que "asegure la naturaleza pública" de la gestión y provisión de la asistencia sanitaria del SNS.