El Congreso aprueba la Ley de Cámaras con el voto de PP y CiU

La Comisión de Economía del Congreso ha dado luz verde al proyecto de ley de Cámaras Oficiales de Comercio, Industria, Servicios y Navegación con el voto del PP y CiU y tras incorporar medio centenar de enmiendas de la oposición.

Los portavoces parlamentarios de las diferentes formaciones han valorado de manera general la disposición del grupo mayoritario para pactar algunos cambios en una normativa de gran importancia, aunque casi todos consideran que no se ha avanzado lo suficiente sobre materias "esenciales" como la financiación de las cámaras o el régimen competencial.

Por eso, finalmente sólo los 'populares' y los nacionalistas catalanes de CiU han votado a favor del texto, mientras el PSOE, la Izquierda Plural (IU-ICV-CHA), el PNV, ERC y CC-NC han optado por la abstención, con la esperanza de que la tramitación en el Senado pueda servir para avanzar en las negociaciones. UPyD, por su parte, ha votado en contra.

Tras su paso por el Congreso, donde el proyecto de ley ha recogido finalmente medio centenar de enmiendas entre las literales y las transaccionadas (sobre todo de CiU), la norma será enviada al Senado para su tramitación, si bien deberá regresar a la Cámara Baja en caso de que se introduzcan nuevas modificaciones.

FALTAN "ELEMENTOS ESENCIALES"

El exministro socialista Jesús Caldera cree que la negociación sobre el proyecto ha permitido "algunos avances" pero no sobre los "elementos esenciales" que había que haber abordado, como las vías para garantizar la financiación suficiente de estas entidades incluso a través de recursos públicos, la garantía de "al menos una Cámara" en cada provincia española, la adscripción voluntaria "como un derecho y no como una obligación", y la "protección de los derechos adquiridos a lo largo del tiempo" por sus trabajadores.

Además, ha subrayado la necesidad de aprobar un "tratamiento fiscal específico en la Ley de Mecenazgo" para bonificar de alguna manera las aportaciones a las Cámaras que realizan las empresas, de modo que se vean incentivadas. Y ha pedido asimismo limitaciones para las retribuciones e indemnizaciones por cese de los directivos de las Cámaras como ya sucede, por ejemplo, en las entidades financieras.

Finalmente, el diputado socialista ha señalado que es necesario "mejorar el papel" de las Cámaras en el "fortalecimiento" de su actividad para "favorecer el inicio de actividades económicas y empresariales, especialmente en lo que se refiere a las pymes, y mayor eficiencia en la internacionalización de la economía". "Deberíamos redoblar nuestros esfuerzos para conseguir mayor tasa de creación de empresas con más innovación, más tamaño y mayor vocación exportadora", ha concluido.

Por la Izquierda Plural (IU-ICV-CHA), Ricardo Sixto ha justificado la abstención de su grupo en que, pese a los avances que se han logrado, se han quedado fuera propuestas para "introducir más transparencia, coordinación, control y mayor representatividad para los autónomos y las administraciones locales sobre todo".

Ana Oramas (CC-NC) ha lamentado que la ley "no tenga en cuenta la especificidad" de Canarias y que no "garantice mínimamente" la financiación suficiente de estas entidades, lo que condicionará su funcionamiento. Y también Rafael Larreina (Amaiur) ha criticado que la norma "no tiene en cuenta los distintos ámbitos de soberanía".

VOTO DE CONFIANZA AL GOBIERNO

El portavoz económico del PNV, Pedro Azpiazu, ha coincidido en que las enmiendas propuestas por el PP no son suficiente, y ha pedido al grupo mayoritario que "se comprometa a dar un paso más" durante la tramitación de la norma en el Senado sobre aspectos "que no son difíciles de corregir" como la posible invasión competencial o que haya un sistema de "incentivos fiscales" para que las empresas hagan aportaciones a estas instituciones.

Además, el diputado vasco ha avisado de que el nuevo modelo "rezuma por todas partes una mayor intervención en las Cámaras de las administraciones públicas y las organizaciones empresariales" que a su juicio tendrán una "representación desproporcionada" en los órganos de gobierno de las cámaras.

El portavoz adjunto de UPyD en el Congreso, Carlos Martínez Gorriarán, reconoce que se ha avanzado algo en la regulación sobre las cámaras pero "no lo suficiente" ya que se ha "vuelto a perder la ocasión" para "clarificar" las competencias de estas instituciones en materia de comercio exterior, en el que deberían "estar coordinadas o dirigidas por las administraciones públicas".

No obstante, el "mayor obstáculo" para que la formación magenta apoye esta norma es el "anacronismo" de la pertenencia obligatoria, que considera una "tendencia gremial de origen medieval" que no tiene "ninguna razón ni ventaja". "Si fuera voluntario se incentivaría la innovación y la competitividad de los programas de las cámaras", ha remachado.

"MODERADAMENTE SATISFECHOS"

También Josep Sánchez Llibre (CiU) ha reconocido estar "moderadamente satisfecho" de los acuerdos alcanzados hasta ahora en algunas enmiendas, aunque ha reconocido que espera poder avanzar en los consenso durante la tramitación en el Senado, recordando en cualquier caso la "urgencia" de la aprobación de esta ley para que las cámaras no "desaparezcan definitivamente".

No obstante, los nacionalistas catalanes darán un voto de confianza al Gobierno en un aspecto muy importante para ellos, el de los incentivos fiscales para las cuotas camerales que paguen las empresas, que el PP se había "comprometido" a incluir en la futura Ley de Mecenazgo.

Finalmente, el 'popular' Celso Delgado ha explicado que las cámaras están viviendo una situación "muy comprometida" que podrá superarse al menos en parte gracias a la nueva ley, que mantiene sus funciones público-administrativas y refuerza su papel de apoyo a las pymes en la internacionalización y en el incremento de la competitividad.

Además, el diputado gallego ha señalado que aunque se mantiene la adscripción obligatoria para que las cámaras sean realmente representantes y "defensoras del interés general" de las empresas, esta obligatoriedad no conllevará ninguna obligación económica, que será voluntaria. Así, la financiación de las Cámaras se "garantiza", según el PP, con estas aportaciones voluntarias y el cobro de los servicios prestados, pero también mediante otros convenios que puedan firmar con otras instituciones.

"Por eso hago un llamamiento a las administraciones públicas para que confíen en la eficacia de estas organizaciones y las usen para sus funciones", ha señalado Delgado, que también ha reconocido su parecer de que "las aportaciones voluntarias de las empresas a las Cámaras deben tener un mejor tratamiento fiscal", posibilidad que debería incluirse en la Ley de Mecenazgo ya que "las cámaras defienden intereses generales y redundan en beneficio de la comunidad".

Por último, el diputado del PP ha señalado que este proyecto de ley busca en última instancia "devolver a las Cámaras de Comercio la confianza que necesitan" en un momento "muy delicado y con problemas económicos muy agudos" que les hace "mirar su futuro con inquietud". "Esta ley no solucionara todos sus problemas, pero sí puede ayudar a solucionar parte", ha zanjado.