Tribuna mini Saltar publicidad
Cartel definitivo iberian file

El conductor del autobús siniestrado queda en libertad con cargos

Ha sido acusado de homicidio imprundente por los nueve fallecidos. Tendrá que declarar todos los 1 y 15 de cada mes; además, se le ha retirado el carnet y no podrá conducir mientras duren las diligencias.

Ramón G. S., conductor del autobús siniestrado, ha quedado en libertad con cargos y sin fianza después de declarar ante el juzgado de instrucción número 2 de Ávila. Se le acusa de homicidio imprudente por las nueve víctimas mortales.

 

Durante el tiempo que duren las diligencias tendrá que declarar los días 1 y 15 de cada mes, además, le ha sido retirado el permiso de conducir por el momento. En principio, la declaración iba a comenzar a las 18.30 horas, aunque se ha retrasado de tal modo que no lo hizo hasta pasadas las 19.30 horas.

 

Según ha podido saber TRIBUNA por fuentes de la Subdelegación de Gobierno en Ávila, el conductor reconoció en el lugar de los hechos que se había quedado dormido, hecho que corroboraron, además, algunos de los viajeros.

 

Ya ha trascendido, sin embargo, que los controles de alcoholemia y drogas que se le realizaron por la mañana, tras el accidente sufrido con el autobús que conducía, resultaron negativos.

 

Por otro lado, se ha descartado que el tramo de carretera no estuviera en buenas condiciones o faltara visibilidad en el momento del siniestro.

 

Algunos de los viajeros había declarado que el conductor iba con exceso de velocidad pero el tacógrafo a demostrado que circulaba a la velocidad permitida.

 

Por su parte, el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, ha confirmado que el conductor del autobús siniestrado en Tornadizos (Ávila) y en el que han perdido la vida nueve personas está en dependencias de la Guardia Civil y en estado de shock.

  

Así lo ha explicado Fernández Díaz durante su visita a la capital abulense. "No hay dato que se pueda aportar más allá de lo que pueda aportar el tacógrafo", ha manifestado, tras indicar que el siniestro se ha producido en una "zona bien señalada" y es el más grave desde el que se produjo en Málaga hace cinco años, también con nueve víctimas.

 

El ministro ha estado acompañado por el presidente de la Junta, Juan Vicente Herrera, y la directora general de Tráfico, María Seguí. Fernández Díaz ha visitado a algunos heridos en el accidente, así como a los familiares de los fallecidos, que son atendidos por psicólogos y especialistas en el Polideportivo 'Carlos Sastre'.

Noticias relacionadas