El Colegio María de Teresa Íñigo se suma al proyecto de Caminos Escolares Seguros en Valladolid

Foto: @AyuntamientoVLL

Se trata de una experiencia que ya tienen los centros del García Quintana y Miguel de Cervantes para que los niños peudan acudir a los colegios de forma autónoma, sin la compañía de sus padres. 

El colegio vallisoletano María Teresa Íñigo de Toro de Huerta del Rey se unirá al proyecto de Caminos Escolares Seguros que lleva a cabo la Dirección General de Tráfico y el Ayuntamiento de Valladolid, a través de su departamento de Viabilidad. Se trata de un proyecto puesto en marcha el pasado mes de mayo en los colegios de García Quintana y Miguel de Cervantes para que los alumnos puedan acudir a los centros escolares en grupos y sin necesidad de ir acompañados por un mayor.

 

A pesar de que el plan piloto solo funcionó durante los meses de mayo y junio, en el García Quintana fueron 140 participantes, mientras que en el Miguel de Cervantes los Caminos Escolares Seguros fueron usados por 64 niños. Según ha reconocido el director del María Teresa Íñigo de Toro, en su centro se estima que puedan ser unos 70 niños los que se adhieran al proyecto.

 

Este viernes se ha llevado un primer contacto en el que ha participado la dirección del centro con el concejal de Movilidad y Seguridad Ciudadana, Luis Vélez; además de la directora provincial de la DGT, Inmaculada Matías, y la jefa de Policía Local de Valladolid, Julia Fernández. Precisamente, la superintendente ha explicado que el proyecto es complejo y tiene unos pasos previos. “No se trata de que a las primeras de cambio soltar a los niños en la calle y que vengan solos al colegio”.

 

Se establecen dos o tres itinerarios donde se garantiza la seguridad de los usuarios. Además surge la figura del comercio amigo y, al principio, los alumnos de tercero a sexto de Primaria que acuden en el grupo, irán acompañados por algún agente de la Policía Municipal o algún padre, hasta que, progresivamente, puedan hacer el trayecto de forma autónoma.

 

El representante del AMPA, David Núñez, que agrupa a 400 padres, explica que se trata de "no sobreproteger" en exceso a los niños y ha valorado la ubicación del colegio, muy cerca del Barrio Girón, que “es un pueblo dentro de la ciudad”. Desde el centro, su director Jesús Cardenal, ha explicado que el colegio siempre ha apostado por actividades de educación vial y ha pedido a las administraciones más apoyos para realizar algunas iniciativas que “por falta de infraestructuras o logística han quedado en el tintero”.

 

El proyecto está en fase de inicio. Primero se elaboran unos cuestionarios que se distribuirán entre los padres; para luego diseñar los itinerarios. La idea según ha explicado Luis Vélez es que pueda entrar en vigor “a partir de la próxima primavera”. Por último, Roberto Riol, del Departamento de Movilidad del Ayuntamiento, insiste en la importancia del “cambio de la cultura de la movilidad para que sea más sostenible”.