El Colegio Lourdes de Valladolid se apunta al aprendizaje socio emocional gracias a los caballos

Los caballos serán los nuevos amigos de los alumnos del Lourdes. TRIBUNA

Los promotores de esta iniciativa esperan que el contacto con los equinos genere experiencias que infundan mayor autoconfianza, ayude a trabajar en equipo y facilite la resolución de problemas.

El Colegio Nuestra Señora de Lourdes de Valladolid ha iniciado un proyecto piloto de educación socioemocional en el que los caballos se convertirán en la principal 'herramienta de trabajo', ya que los promotores de esta iniciativa esperan que el contacto con los equinos genere en los alumnos experiencias que les infundan mayor autoconfianza, les ayude a trabajar en equipo y facilite la resolución de problemas.

 

Aunque la primera sesión se desarrolló el pasado día 4 de mayo con una treintena de alumnos de entre 11 y 12 años, los principales impulsores de esta experiencia, Sergio Laguna Vega, profesor de Educación Física y coordinador de Convivencia del Lourdes, y el orientador del mismo Álvaro Alcubilla, confían en que pueda ser ya incluida en el Plan de Acción Tutorial del centro con el fin de que pueda ponerse en marcha inicialmente, de forma estable, tras el verano en los cuatro cursos de primero de la ESO.

 

"En principio se va a proponer al equipo directivo empezar con primero de la ESO, aunque creemos que es una actividad que puede desarrollarse desde quinto de Primaria", ha apuntado Sergio Laguna, quien, en declaraciones a Europa Press, se ha felicitado por la acogida que el proyecto ha tenido en el centro desde que se iniciaron los primeros contactos con 'Equitalia', asociación que desde hace años viene utilizando caballos para terapias con niños autistas, así como afectados con parálisis cerebral y otras discapacidades y en riesgo de exclusión social.

 

De esta forma, el Colegio de Nuestra Señora de Lourdes se convertiría en el primero de Valladolid en utilizar este tipo de terapia educativa y que "se encuadra perfectamente en la filosofía de trabajar con los alumnos las competencias del siglo XXI, pero en lugar de hacerlo en el aula desarrollarlas fuera de ella", como serían, entre otras, el fomento del trabajo en equipo, facilitar la resolución de problemas y la toma de decisiones, las habilidades socioemocionales y el liderazgo.

 

La primera experiencia vivida esta semana con los cuatro caballos y dos ponis de 'Equitalia', que cuenta con una finca en Boecillo y desarrolla su actividad tanto en ella como en la Real Sociedad Hípica, en la Cañada Real, donde imparte clases de comunicación y terapias, ha sido todo un éxito, como así han trasladado a sus organizaciones tanto los alumnos participantes, que "acabaron encantados", como los padres de éstos.

 

"Los educadores de 'Equitalia' remiten luego informes al centro y así se establece una especie de 'feedback' que ayuda a reforzar y tratar en el aula esas experiencias vividas en el exterior", explica Sergio Laguna.

 

CABALLOS RESCATADOS DEL MATADERO

 

Al frente de 'Equitalia' se encuentra un equipo multidisciplinar integrado por cinco expertos, entre psicólogos, trabajadores sociales y expertos en equitación terapéutica, que ya tenía en cartera trasladar a los colegios su experiencia en el trabajo con niños con distintos problemas y que ahora tendrá como primer cliente a Nuestra Señora de Lourdes.

 

Una de las peculiaridades de su actividad es que utiliza caballos que han sido salvados del matadero, como así explica Natalia Alonso, quien apunta que esta circunstancia es compartida con los alumnos a fin de facilitar su empatía con los equinos y "transformar en virtudes los aspectos negativos y vicisitudes de estos animales".

 

Gracias a ello, los destinatarios de este tipo de actividades de trabajo con los caballos "aprenden a comunicarse con ellos y se potencia su educación emocional, al tiempo que se trabajan comportamientos que contribuyen a la autoconfianza, la comunicación social y el trabajo en equipo".