El cofundador de Podemos cree que las críticas a su partido es "clara señal de remontada"

Juan Carlos Monedero cree que puede ganar las elecciones y pide "ayuno" para el PSOE porque "cuanto menos votos tiene, más sensato es"

El secretario general de Podemos en Castilla y León, Pablo Fernández, ha defendido el empeño de su formación por "construir las mejores candidaturas posibles", mientras que su cofundador Juan Carlos Monedero interpreta en las críticas sobre el proceso de confección de las mismas "la señal clara de la remontada".

  

Así lo han señalado ambos en Valladolid, donde han coincidido este miércoles para visitar el barrio de La Pilarica, que desde mediados de septiembre se encuentra dividido tras el cierre del paso a nivel sobre la vía férrea que lo atraviesa, y participar posteriormente en un acto público en el Centro Cívico Zona Sur.

  

Tanto Fernández como Monedero se han referido a las críticas internas surgidas a raíz de la incorporación en sus listas para los comicios generales del próximo 20 de diciembre de determinados nombres procedentes de la judicatura o el Ejército, entre otros ámbitos, auspiciada por la dirección nacional del partido.

  

En declaraciones recogidas por Europa Press, el líder regional de Podemos ha defendido que en estas listas se integren "todas las personas que resulten útiles para el cambio", por lo que se ha mostrado favorable a que, junto con la celebración de primarias, se puedan sumar rostros que sean "referentes de la lucha por los derechos sociales y las personas" a fin de propiciar un nuevo panorama político tras las elecciones.

  

Fernández, que ha admitido que "siempre puede haber críticas" porque Podemos no es "un partido de cartón piedra" y "todo se expone a la ciudadanía", ha abogado por centrarse en el objetivo de "recuperar el país para la mayoría social" y evitar que "primen los intereses económicos sobre las personas".

  

Por su parte, Juan Carlos Monedero ha advertido de que Podemos es "un partido nuevo" que tiene que "experimentar" y eso puede provocar que "se equivoque". Para evitarlo, ha apostado por "contactar con la ciudadanía" y "contar con la sociedad civil" en sus candidaturas, que "siempre serán mejorables".

  

En este sentido, ha avisado de que las listas son "lo menos innovador" de su política de partido, en la cual destaca la "voluntad de regeneración". En cualquier caso, ha subrayado que en Podemos "nada está escrito en piedra" y todas las críticas internas "se tienen en cuenta".

  

No obstante, ha puntualizado que "a veces" se toman por críticas desencuentros que no llegan a tal, al hilo de lo cual ha puesto como ejemplo el caso de Andalucía.