El Club Patinaje en Línea Valladolid pierde ante Rubí y se queda sin la final (3-4)

TRIBUNA

El conjunto masculino volvió a caer ante el cuadro catalán en una prórroga completamente igualada, pero que cayó del lado contrario.

Si las Panteras fueron la nota positiva de la tarde del sábado, la negativa llegó con la eliminación del CPLV masculino al perder su segundo encuentro de semifinales ante Rubí (3-4). De nuevo en la prórroga y con gol de oro de los catalanes. En un encuentro de mucha intensidad, donde cada equipo aprovechaba el mínimo error de su rival, el tiempo extra volvió a jugarle una mala pasada a los vallisoletanos que, por segunda temporada consecutiva, pierden en semifinales ante los catalanes.

 

El partido, segundo de las semifinales del play off de la Liga Elite masculina, fue tan duro e igualado como se esperaba, con dos de los mejores conjuntos españoles de los últimos años. El CPLV estaba obligado a ganar tras la derrota en el primer envite, y salió a por todas. El Rubí jugó sus bazas, con los nervios y aprovechándose del hecho de tener una victoria ya en su haber.

 

Así, los primeros minutos fueron un toma y daca, con Jerry Kaukinen y David Ros luciéndose en las porterías. El Rubí dio primero al aprovechar la primera superioridad. Fajardo, desde lejos, hizo el 0-1 a los 12 minutos. La reacción tardó cuatro más en hacerse efectiva. Esta vez con uno más el CPLV y con Matt Fischer aprovechando un despeje de Ros. Una serie de infracciones por ambos bandos no movieron el marcador –sobre todo fue clave un 4 para 2 en el arranque de la segunda parte a favor de los locales-.

 

Cualquier detalle podía decantar la balanza para un lado o para otro. Como la oportunidad de Olmo que despejó Ros y convirtió en una contra letal Carles Benito. Era el 1-2 a los 10 minutos de la reanudación. O como la acción individual de Olmo Ercilla dos minutos después que supuso el 2-2.

 

La tensión en la abarrotada grada de Canterac era palpable en cada decisión arbitral. A cinco minutos para el final, los colegiados expulsaron a Olmo y el Rubí no lo desaprovechó. Albert Margarit hizo el que parecía definitivo 2-3. Pero el CLPV no bajó los brazos y se fue a por la portería contraria. Aunque los catalanes querían perder tiempo con la posesión, cada vez que la pastilla caía en manos de los de Ángel Ruiz se rondaba el gol. Se entró en el último minuto y el técnico ordenó arriesgar con portero-jugador. Y acertó. Matt Fischer hizo el 3-3 a 37 segundos para el final.

 

De nuevo a la prórroga. Los fantasmas de la Copa del Rey, donde el CPLV perdió en el tiempo extra aparecieron. Y de nuevo, el cuadro vallisoletano perdió de la forma más cruel. A un minuto para el final, con un tanto de Benito, aprovechando una pastilla suelta.