El Club Patinaje en Línea Valladolid afronta su 20º aniversario con dudas económicas

TRIBUNA

La falta de un patrocinador principal y las múltiples bajas en la plantilla hacen dudar del futuro del primer equipo y de todas sus categorías.

El Club Patinaje en Línea Valladolid (CPLV) afronta la temporada 2015-16, la de su vigésimo aniversario, con preocupación. La entidad deportiva más laureda de la ciudad, con numerosos títulos ligueros y coperos tanto en categoría masculina como femenina, además de dos Copas de Europa, se encuentra sin patrocinador principal en un año tan importante, en el que cumple esos 20 años de historia (su fundación fue en octubre de 1995).

 

“La ausencia de patrocinadores es el principal problema en un año especial para el club. Ninguna empresa parece querer ayudar al club más laureado de la ciudad”, reconoce un Ángel Ruiz que se ha pasado todo el verano en busca de esponsors que quieran estar al lado de un CPLV que, de nuevo, ha inscrito a todos sus equipos en competiciones nacionales. “Las condiciones en que se participará serán penosas si no aparece algún mecenas o si las instituciones no dan un paso al frente”, añade el presidente del club.

 

A la ausencia de esos patrocinadores se une las bajas que va a tener que afrontar los dos principales equipos. El masculino, semifinalista la última campaña en la Liga Elite, se quedará sin varios internacionales, como Rubén Herrero, que deja el hockey; Marcos Pérez, que se va a Francia; Juan Escudero y Alex Fernández.

 

Además, el CPLV ha visto cómo su intento de recuperar al entrenador-jugador estadounidense Nathan Sigmund se queda en agua de borrajas por falta de presupuesto, con lo que el americano ha acabado decantándose por una oferta de París. Mientras, las Panteras, actuales poseedoras del título liguero, perderán a la campeona del mundo junior Ana Sierra, que se va a Rubí; y se queda sin Clara Hernández, que también jugará en un conjunto catalán.

 

Con las bases de competición publicadas, pero con unos calendarios donde aún no se conocen los rivales el CPLV, la directiva vallisoletana se muestra muy preocupada con la campaña que arrancará en octubre y hace un llamamiento al entramado empresarial de la capital y de la provincia para que apueste por “un valor seguro como es el Club Patinaje en Línea Valladolid”. “En los 20 años de historia de esta entidad, uno de nuestros puntos fuertes es la seriedad con la que se trabaja la base para alcanzar los éxitos en la elite. Con esa idea nacimos y con esa idea seguimos trabajando”, señala Ángel Ruiz.