El Club Baloncesto Valladolid cierra la incorporación del alero Sergi Pino

Sergi Pino, en  una imagen de un partido en su última etapa en el Melilla.

La plantilla del CB Valladolid tiene un nuevo inquilino. El club ha confirmado el fichaje del alero Sergi Pino, que procede del Melilla y cuenta con una buena experiencia en la Liga LEB Oro.

LA PLANTILLA DEL CB VALLADOLID

 

Entrenador: Porfi Fisac

 

Segundo entrenador: Iñaki Martín

 

Bases: Mikel Uriz

 

Escoltas: Iván Martínez y Nikola Rakocevic

 

Aleros: Sergi Pino

 

Pívots: Javi Lucas

Sergi Pino es un producto del baloncesto catalán que la última temporada salió de su tierra para dar el salto a un clásico de la Liga LEB como es el Melilla Baloncesto. Su fichaje viene a reforzar la posición de alero del equipo que dirigirá Porfi Fisac.

 

Nacido en Barcelona el 3 de julio de 1987 (1,99), Pino comenzó en el Cornellá, para pasar posteriormente a la cantera del Joventut y al Foment Basquet antes de dar el salto a la Liga EBA de la mano del Olesa. A partir de ahí, el jugador ha mostrado progresión en todos los retos deportivos que ha afrontado al pasar de la EBA a la LEB Plata con el Sabadell durante dos temporadas, otros dos años más en el Hospitalet dentro de la misma categoría y dar el salto a la LEB Oro con el San Josep de Girona, donde jugó dos años antes de fichar por el Força Lleida y, del conjunto ilerdense, recalar en el Melilla Baloncesto.

 

Sergi Pino es un jugador completo, que domina bien todas las facetas del juego exterior. Sin embargo, está en un punto de su recorrido deportivo en que debe mostrar una ambición por explotar y convertirse en una referencia dentro del equipo en el que esté. Quizá ese sea su reto junto a Porfi Fisac si quiere cumplir su sueño de jugar en la Liga ACB.

 

Sus estadísticas la pasada campaña en Melilla acreditaron una media de 23,24 minutos en la cancha para hacer 7,3 puntos de media y 3,4 rebotes por partido con porcentajes dignos del 48,1% en tiros de dos puntos, 29,1% en triples y 80% en tiros libres. Sus números han sido ligeramente inferiores a los del curso anterior en el Lleida.