El Clínico retira una norma que obligaba a los pacientes de diálisis a llevar su propia almohada

Una nota informativa, ya retirada, alertaba a los pacientes de diálisis del hospital Clínico de Valladolid que deberían ir provistos de su propia almohada a partir del 13 de febrero. La consejería de Sanidad reitera que se ha producido una confusión. 

Los pacientes crónicos que reciben sesiones de hemodiálisis en el hospital Clínico Universitario de Valladolid se toparon, a finales de la pasada semana, con una nota informativa en la que se les anunciaba que no recibirían almohadas para dicho tratamiento. Se añadía, además, que solo dispondrían de almohadas los pacientes ingresados en dicho hospital.

 

La consejería de Sanidad de la Junta de Castilla y León ha desmentido esta acción y, reconociendo la publicación de dicha nota informativa, advierten que se ha tratado de una confusión.  

 

Desde el departamento de comunicación de la consejería recuerdan que "los 16 sillones para las sesiones de hemodiálisis están provistos de almohadas", y añaden además que los pacientes suelen acudir con sus zapatillas, auriculares, guantes, etc. "para sentirse más cómodas en sesiones que suelen durar entre tres y cuatro horas".

 

Al parecer, según fuentes de Sanidad, todo se debió a un pequeño problema entre pacientes por unas almohadas específicas para apoyar el brazo. Intentando atajar cualquier tipo de enfrentamiento, el servicio de enfermería decidió publicar esa nota. 

 

La versión difiere si llega desde los propios pacientes que acusan al hospital Clínico de querer imponer esta medida que solo ha dado marcha atrás ante la repercusión mediática que ha adquirido.

 

El pasado año, el Clínico también estuvo en medio de una tormenta en las redes sociales cuando se conoció que la empresa explotadora del servicio de cafetería cobraba diez céntimos por cada vaso de agua.