El Clínico de Valladolid, pionero en tecnología para tratar enfermedades neurovasculares

El gerente regional de Salud, Eduardo García, visitó las nuevas Urgencias del Clínico de Valladolid. BORIS GARCÍA

El complejo asistencial pone en funcionamiento un angiógrafo digital biplano para realizar estudios en tres dimensiones, de flujo cerebral y TAC en un mismo acto

El Servicio de Radiología del Hospital Clínico Universitario de Valladolid ha puesto en marcha un nuevo angiógrafo digital biplano que permitirá a la Unidad de Neurorradiología Intervencionista adquirir imágenes desde dos planos diferentes a tiempo real. Además facilitará la realización de estudios en tres dimensiones de flujo cerebral y TAC al mismo tiempo. Es una técnica novedosa a nivel mundial.


Esta tecnología permite reducir a la mitad la duración del procedimiento, así como la cantidad de contraste utilizado. Además garantiza mayor seguridad para el paciente, un diagnóstico más preciso y, en consecuencia, un tratamiento más eficiente, según la información de la Adfministración regional recogida por DiCYT.


La angiografía es un procedimiento que consiste en la introducción de un catéter por las arterias cerebrales con el objetivo de inyectar un contraste para poder estudiar y tratar al paciente desde el interior. Este método evita una intervención quirúrgica abierta. Las principales enfermedades que se están tratando con este procedimiento son los aneurismas cerebrales, las malformaciones arteriovenosas y el ictus.