El Clínico de Valladolid confirma el traslado de rehabilitación a la zona nueva

Hospital Clínico Universitario de Valladolid. BORIS GARCÍA

Afirma que el cierre de una planta de traumatología se debe a la disminución de la actividad asistencial como en Navidad o verano.

El Hospital Clínico de Valladolid ha confirmado el traslado del área de rehabilitación a una de las nuevas instalaciones que se han construido con motivo de la ampliación del centro hospitalario y ha asegurado que e ha comunicado este extremo a los trabajadores.

  

Así, según han trasladado a Europa Press fuentes de Sacyl, el traslado se iniciará este viernes, 11 de abril, y se finalizará a lo largo del fin de semana con el fin de que las nuevas instalaciones acojan los tratamientos de rehabilitación a partir del lunes, 14 de abril.

  

En el espacio que se libera donde se ubicaba este servicio se instalará el de extracciones sanguíneas, que "condiciona" mucho la circulación matinal de pacientes por el hospital, así como el Hospital de Día Onco-Hematológico. Las mismas fuentes han señalado que estos dos servicios contarán con más accesibilidad y comodidad y así se liberará la circulación de pacientes por el centro hospitalario.

  

Otra de las ventajas será que las personas que acudan para recibir un tratamiento de rehabilitación ya no tendrán que entrar en el Hospital, dado que este servicio contará con un acceso propio en la parte nueva del edificio, en la parte cercana a la entrada del Palacio de Congresos Conde Ansúrez.

  

La Gerencia del Hospital, a través de Sacyl, ha manifestado que, al contrario de lo asegurado por el sindicato de enfermería Satse, sí se ha informado a los trabajadores de estos cambios y tras la recepción de las obras hace unas dos semanas se han celebrado reuniones con diferentes trabajadores afectados por las modificaciones, todo ello en un intento de llevar a cabo una política "abierta y transparente".

 

CIERRE EN TRAUMATOLOGÍA

  

Por otro lado, en referencia al cierre de la quinta planta Sur del Hospital, que afecta a 37 camas de traumatología y de lo que ha advertido Satse, la Gerencia ha explicado que se trata de un cierre habitual desde hace años, al igual que ocurre en la época navideña o en la estival, debido a la bajada de la actividad asistencial.

  

En este sentido, las mismas fuentes han concretado que se trata de adecuar el número de camas a la realidad, pero al mismo tiempo han aclarado que el Clínico tiene "suficiente flexibilidad" para reabrir cualquier espacio si fuera necesario.