El "clamor silencioso" por el relevo de Rajoy se instala en el PP tras su visita a Salamanca

Pablo Casado, Juan Vicente Herrera, Alfonso Fernández Mañueco, Mariano Rajoy e Isabel García Tejerina en la Plaza de Coca. A.MINGUEZA

Crecen las voces que piden a Rajoy que se aparte y permita formar gobierno o que no se presente si hay nuevas elecciones. Llegan justo tras la investidura fallida de Pedro Sánchez que 'celebró' con una visita a Salamanca.

Durante esta semana el PP ha sufrido la aparición de las primeras voces que se han alzado contra la falta de democracia interna, con el transfondo de la continuidad de Rajoy a pesar de que no se ha celebrado el preceptivo congreso para decidirlo. Detrás de esta contestación, una facción popular que pide tener algo que decir en la elección del candidato, cuando no le pide directamente que se haga 'a un lado'. Ese goteo de discrepancias ha llegado también a Salamanca, justo, coincidiendo con la visita el presidente del Gobierno en funciones a lo que ha sido siempre un granero electoral, feudo ahora venido a menos, y en minoría en el caso de la institución con sede en la Plaza Mayor.

 

Cuando Rajoy visitó Salamanca el pasado sábado, ya estaba en poder del presidente del PP salmantino, Javier Iglesias, la carta del alcalde de Alaraz que evidencia que las discrepancias han llegado también a su territorio. De hecho, hace meses que Alfonso Fernández Mañueco requiebra al edil de la localidad salmantina para no escuchar unas demandas que, con seguridad, le suenan ya de otros muchos terrirtorios. Como presidente del Comité de Garantías, su papel en la gestión de los casos de corrupción o la introducción de criterios de democracia interna está en entredicho.

 

Y tras el paseo de Rajoy por la Plaza Mayor, Libreros y la Universidad de Salamanca, han llegado las primeras voces contra su continuidad. Este miércoles, el ex presidente del Gobierno de Murcia Alberto Garre ha pedido al líder del PP y jefe del Ejecutivo en funciones que "dé un paso atrás" y facilite la conformación de un Gobierno presidido por otro 'popular'. "Es el mejor servicio que podría hacerle al PP y a España", ha dicho en declaraciones a la Cadena Ser, recogidas por Europa Press.

 

Para Garre, Rajoy "no es un lastre" y ha sido más bien "un activo", pero no tiene por qué proponerse como único candidato a la presidencia del Gobierno, incluso un 47 por ciento de los votantes prefieren que no lo sea. Y ha añadido que este diagnóstico "es un clamor" en el PP, pero "un clamor silencioso" porque en los partidos hay "muchos palmeros y algunas plañideras".

 

Y a pesar de que inmediatamente numerosos cargos electos del PP y orgánicos de los populares salieron a decir lo contrario, el caso es que el 'clamor silencioso' ha continuado. El exdiputado del PP y expresidente de la Diputación Foral de Navarra Jaime Ignacio del Burgo ha pedido este jueves al presidente del PP, Mariano Rajoy, que dé un paso atrás, anuncie que no será candidato si se repiten las elecciones y propicie una segunda "refundación" del PP. Del Burgo ya pidió un congreso "de refundación" del PP después de las elecciones municipales y autonómicas de 2015, para renovar la dirección nacional y elegir "democráticamente" un candidato a la Moncloa.