El cine Roxy ya tiene licencia de obras para convertirse en el primer casino de Valladolid

Entrada de los antiguos cines Roxy. A.MINGUEZA

El Ayuntamiento de Valladolid ha otorgado este viernes las licencias ambiental y la básica de obras para la transformación del edificio del antiguo cine Roxy en la nueva sede del Casino de la ciudad.

  

El acuerdo se ha tomado en la Junta de Gobierno del Ayuntamiento de Valladolid, reunida en sesión ordinaria bajo la presidencia del alcalde de Valladolid, Javier León de la Riva.

 

En el Área de Urbanismo y Vivienda, el órgano de gobierno ha concedido la licencia ambiental y básica de obras para casino de juego en el inmueble del número 20 de la calle María de Molina que hasta enero de 2014 ocupó el cine Roxy.

 

El espacio, calificado con uso para espectáculo y reunión, cuenta con 1.296 metros cuadrados de superficie útil, distribuidos en planta bajo rasante (172 metros cuadrados), planta baja (581 metros cuadrados), planta primera (431 metros cuadrados) y segunda (113 metros cuadrados). El aforo previsto será de unas quinientas personas.

 

El presupuesto de la obra civil asciende a 812.833 euros y la empresa promotora tiene previsto que los trabajos duren unos 14 meses, por lo que podría estar concluido en la primavera de 2016.

 

El Casino necesitará de una plantilla de 101 personas para atender a los clientes. Serán dos personas en el 'staff' directivo, 57 especialistas en juego entre crupieres, jefes de mesa o de sector, 14 trabajadores de gestión, otros doce para atender los servicios hosteleros y 17 para otros menesteres conformarán un equipo que trabajará a turnos.

 

El proyecto de obras está comprometido a respetar la fachada protegida del edificio, que data del año 1936, así como elementos catalogados del interior. En principio, se pretende la entrada de los clientes a ras de calle aunque se eliminará el actual vestíbulo abierto a la vía pública donde se colgaban las carteleras y se encontraba la taquilla del antiguo cine.