El chicle, las Juanolas y la halitosis de Óscar Puente

Óscar Puente durante el Pleno de investidura en el pasado mes de junio. A.MINGUEZA

Desde el PP se ha criticado que el alcalde masque chicle en los Plenos, a lo que él ha respondido en tono jocoso que “era eso o matar a sus dos tenientes de alcalde” por la halitosis.

También hay situaciones dispares, particulares, graciosas -llámenlas como quieran- en un sitio tan serio como podría intuirse del Ayuntamiento de Valladolid. La mayoría de la ciudadanía tiene situados a políticos como Óscar Puente, José Antonio Martínez Bermejo o el ya desaparecido Javier León de la Riva como personas lejanas, que simplemente se dedican a su trabajo político y a poco más. Pero no es así. Este lunes se vivió en el Consistorio un contexto que lo demuestra, desde luego.

 

Todo comienza este lunes a primera hora en el despacho del Partido Popular en el Ayuntamiento de Valladolid. El portavoz, Jesús Enríquez, se encontraba haciendo crítica y análisis de los cien primeros días de Óscar Puente como alcalde de Valladolid, para lo que, entre otros asuntos más trascendentales y serios, soltó la muletilla.

 

“Interrumpe cuando le place en los Plenos, pero también hay cuestiones indecorosas. Es algo estético, pero no se puede estar masticando chicle en los Plenos”. Alguno soltó la sonrisa en la rueda de prensa mientras seguía tomando notas. Y como así funcionan los correveidile, en menos de una hora el protagonista era preguntado por la situación.

 

“Al principio creí que me estaban gastando una broma”, ha apuntado. No obstante, Puente ha dicho que sustituirá el chicle por juanolas. “Porque es eso o matar a mis dos tenientes de alcalde; después de siete horas de pleno en mi caso la halitosis es inevitable, como creo que en la mayoría de las personas”.

 

Aprovechó la ocasión el alcalde, al ser cuestionado por las críticas del PP, para asegurar  que en el balance de sus primeros 100 días al frente del gobierno municipal “lo relevante no es lo que diga yo, o la oposición; lo importante es el balance que hacen los ciudadanos; y mi percepción es que es bueno”.