El Chami se deja llevar por la euforia para vestir al fundador de Valladolid de blanquinegro

El equipo entero del Salvador celebró el tercer tiempo junto al estadio tras ganar la Copa del Rey, para después trasladarse frente al Ayuntamiento y ataviar la estatua del Conde Ansúrez.

Suele decirse que cuando uno va con unas copas de más va contento, pero hay ocasiones en las que uno no necesita más que una para ser un claro reflejo de alegría y euforía. Y si no que se lo digan a jugadores y plantilla del Salvador de rugby, que este domingo por la tarde celebró como merece nada más y nada menos que la consecución del histórico título ante el eterno rival, el VRAC, que tuvo que dejar los festejos para otra ocasión.

 

La cuestión es que una vez concluido el partido en el estadio José Zorrilla, ni un solo personaje que luciera los colores negro y blanco se atrevió a echarse atrás en la marcha hacia la fan zone instalada desde primera hora junto al feudo blanquivioleta, donde se remojó el triunfo como merecía la ocasión. Cerveza, bocata panceta y amigos, para qué más.

 

Así las cosas, el tercer tiempo se prolongó hasta mediada la tarde, momento en el que se emprendió rumbo hacia la Plaza Mayor para llevar a cabo una curiosa costumbre como era ataviar al vallisoletano más famoso, el Conde Ansúrez, con la bandera colegial. Y es que el ilustre personaje tenía que ser uno más entre todo el alboroto y diversión.

 

El Conde Ansúrez, un chamizo más. A.MINGUEZA

 

Definitivamente frente al Ayuntamiento terminó por desatarse la exaltación y los motivos de festejo, con toda la afición animando al equipo y haciéndoles ver que también quieren la Liga para dentro de unas pocas semanas. Es lo que tiene el caviar, que uno se acostumbra rápido. Pero hasta que llegue el momento de dar la cara, ¿por qué no pasarlo un poco bien?

 

Después de que José Manuel Prieto ‘el Chino’, coronara la estatua de Ansúrez y todo el mundo se hubiera hecho las pertinentes fotos de rigor, en las que por supuesto no faltó la Copa, era momento de emprender rumbo hacia el bar La Central, el espacio por antonomasia del rugby en Valladolid junto a la Plaza de la Universidad. A partir de aquí se pierden los recuerdos, y es que da igual a la hora a la que esté leyendo esto. Más de uno seguirá allí de celebración.

 

(VÍDEO: SERGIO SANZ)

Jugadores y afición celebran el campeonato en la Plaza Mayor. .AMINGUEZA